UE reservada ante reconciliación de Al Fatah y Hamás en Palestina | Política | DW | 28.04.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

UE reservada ante reconciliación de Al Fatah y Hamás en Palestina

La reconciliación de Al Fatah y Hamás tomó por sorpresa a la UE y hasta al mismísimo servicio secreto de Israel. Expertos relacionan el acuerdo palestino con los cambios en el mundo árabe.

default

Jóvenes palestinos celebran la reconciliación.

La Unión Europea (UE) se mostró prudente a la hora de valorar el acuerdo entre el moderado Al Fatah y el islamista Hamás, y aseguró que necesita "tiempo" para estudiar "todos los detalles" antes de pronunciarse.

Y es que esta unión –que allanaría el camino para que se produzca el anhelado reconocimiento internacional del Estado de Palestina en septiembre- ha sorprendido hasta al mismísimo servicio secreto de Israel.

¿Qué ha llevado a Al Fatah (que gobierna en Cisjordania, dirigido por el presidente palestino, Mahmud Abbas) y a Hamás (que controla Gaza desde 2007, tras expulsar a Al Fatah del enclave) a llegar a un acuerdo precisamente ahora, luego de años de infructuosas conversaciones?

El detonante para que ambas facciones archienemigas volvieran a unir fuerzas se debe, en opinión de expertos, a los dramáticos cambios en el mundo árabe. Hamás y Al Fatah han perdido aliados y ahora buscan apoyarse mutuamente.

Reserva europea e incertidumbre israelí

"Hemos hecho constantes llamamientos a la reconciliación y a la paz bajo la autoridad del presidente Abbas como manera de poner fin a la división entre Cisjordania y Gaza (...) y siempre hemos subrayado la necesidad de seguridad y estabilidad en toda la región", comentó de manera diplomática un portavoz de la jefa de la diplomacia comunitaria, Catherine Ashton. "Ahora tenemos que estudiar los detalles del acuerdo", agregó el portavoz. Luego, Ashton "hablará con las partes, tanto en la UE como en la región", aseguró.

Israel, por su parte, ve con preocupación el nuevo hermanamiento. El ministro de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman, expresó temor de que sean liberados cientos de "terroristas" del grupo islamista Hamás, detenidos en cárceles en Cisjordania, y dijo que con la reconciliación los palestinos han cruzado una "línea roja".

Hasta la fecha, la Autoridad Nacional Palestina de Abbas había ayudado gustosamente a Israel a mantener en jaque a Hamás en Cisjordania. Sin embargo, en vistas de la nueva unidad palestina, queda por ver cómo será la cooperación en Cisjordania en el futuro.

NO FLASH Verhandlungen zwischen Hamas und Fatah

UE quiere "tiempo" para estudiar el acuerdo anunciado por Hamás y Al Fatah. Foto: miembro del buró político de Hamás, Musa Abu Marzuka (i), y líder de delegación de Al Fatah, Azzam al-Ahmad (d).

Efecto de la “primavera árabe”

En opinión del politólogo palestino Zakaria Muhammad, las dos principales formaciones palestinas han visto que han perdido a sus principales aliados con los dramáticos cambios vividos en el mundo árabe y por ello tienen que recurrir al apoyo mutuo. El presidente palestino Mahmud Abbas (Al Fatah), considerado un político moderado, se quedó prácticamente solo tras la caída del presidente egipcio Hosni Mubarak.

"Por otra parte, el régimen de Siria se tambalea y eso debilita la posición de Hamás", afirma Muhammad. La cúpula de Hamás en el exilio teme al parecer perder Damasco como su refugio y es por ello que se ha visto obligado a ceder en la dura postura que mantuvo en las conversaciones de reconciliación.

A ello se suma la creciente presión de los jóvenes palestinos para superar la división. En el último mes, decenas de miles de ellos salieron a las calles de Cisjordania y Gaza para pedir a Hamás y Al Fatah que enterraran el hacha de guerra. Las semanas y meses pasados han demostrado que los líderes árabes que no cumplen con las exigencias de su pueblo, pueden convertirse rápidamente en historia.

Muchos aspectos de la futura cooperación entre Hamás y Al Fatah no se han cerrado y tendrán que ser negociados de forma seria. Así, Mussa Abu Marsuk, representante de Hamás, dijo en El Cairo que "los problemas surgen con los detalles". Las voces más escépticas consideran que el odio mutuo está demasiado enraizado como para poder permitir una cooperación constructiva.

¿Elecciones?

Especial incertidumbre existe en torno al resultado de las elecciones que tendrían que celebrarse en Cisjordania y la Franja de Gaza en el plazo de un año. Según las recientes encuestas, Al Fatah obtendría el 40 por ciento de los respaldos y Hamás sólo contaría con el 26 por ciento de los apoyos.

Si el presidente palestino Mahmud Abbas cambia de opinión y decide presentarse, un 55 por ciento de los palestinos le daría su voto, según un sondeo del centro palestino de Política y Demoscopia. Al líder de Hamás, Ismail Haniya, le votarían sin embargo sólo el 31 por ciento.

Entretanto, el presidente Mahmud Abbas, indicó a periodistas en Ramallah que el nuevo Gobierno de transición palestino se concentrará en la preparación de nuevas elecciones y en la reconstrucción de la Franja de Gaza. El nuevo gabinete, integrado por candidatos independientes, no abordará cuestiones diplomáticas, pues "la diplomacia seguirá siendo una atribución de la Organización de Liberación Palestina (OLP)", aseguró.

Hasta que se celebren elecciones, el Gobierno de transición dirigirá el destino del pueblo palestino en Cisjordania y en la Franja de Gaza. Los candidatos independientes del nuevo gabinete deben agradar a ambas formaciones. Eso sí, no está claro es quién asumirá la presidencia: Hamás no quiere a Salam Fayad, el favorito de Occidente. Sin embargo, que Fayad estuviese al frente podría facilitar la aceptación internacional del nuevo Gobierno palestino (dpa).

Editora: Rosa Muñoz Lima

DW recomienda