UE recorta ayuda al desarrollo para América Latina | Política | DW | 08.12.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

UE recorta ayuda al desarrollo para América Latina

A partir de 2014, la Unión Europea quiere suspender la ayuda bilateral para un total de 19 países emergentes. Esta medida afectará directamente a once países de América Latina.

default

Para 19 países emergentes se desarrollarán nuevos modelos de cooperación.

En épocas de vacas flacas, también la Comisión Europa debe revisar sus gastos. Al presentar el presupuesto para la política exterior para los años 2014-2010, el comisario de Desarrollo, Adris Piebalgs, anunció este miércoles (07.12) en Bruselas que para 19 países emergentes se desarrollarán nuevos modelos de cooperación, ya que se les cortará la asistencia bilateral a partir de 2014.

En América Latina, esa medida afectará a Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá, Perú, Uruguay y Venezuela. Además, dejarán de recibir ayuda bilateral también China, Irán, Malasia, Maldivas, Tailandia, Kazajstán, India e Indonesia. La UE debe “concentrar su ayuda en los países más pobres”, dijo Piebalgs en Bruselas.

Criterios “objetivos” de la OCDE

La selección de estos países está basada en la clasificación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), explicó a DEUTSCHE WELLE Catherine Ray, la portavoz de Piebalgs.

“Se trata de una clasificación internacionalmente reconocida. Suspendemos la asistencia a todos los países con un ingreso medio superior, que son casi todos los países emergentes”, explica Ray. La OCDE reúne en la categoría de “ingreso medio superior” a países con un PIB entre 3000 y 9400 dólares.

Ecuador Kinderarbeit Kinder Obdachlose Schuhputzer Flash-Galerie

Niños de la calle en Quito, Ecuador: aún queda mucho por hacer.

“El segundo criterio que aplicamos se refiere a aquellos países que tienen un PIB superior al 1 % del PIB mundial. Estos países son suficientemente ricos para financiar la lucha contra la pobreza por sus propios medios. Son ellos los que deben decidir qué estrategia aplicar para ayudar a los pobres, que siguen existiendo en muchos de estos países.”

Precisamente ese aspecto es el que critican las organizaciones no gubernamentales de ayuda al desarrollo. “Los pobres quedan abandonados a su suerte”, dice Michael Flacke, del Servicio de las Iglesias Evangélicas en Alemania para el Desarrollo (EED). También las ONG emplean el índice de clasificación de la OCDE, reconoce Flacke, pero solamente como uno de varios criterios, ya que el crecimiento económico no sirve como indicador exclusivo, dice, tomando como ejemplo a China, “un país con suficientes recursos para satisfacer las necesidades de toda su población.

Sin embargo, en China veinte millones de personas viven en situación de pobreza absoluta. Pero como este grupo no representa porcentaje alto del total de la población, no existe la voluntad política del gobierno para revertir esta situación.” Además, añade el portavoz del EED, los indicadores económicos poco y nada revelan sobre la situación de los derechos humanos. “La defensa de los derechos humanos juega un papel clave en la ayuda al desarrollo”, destaca Flacke en conversación con DEUTSCHE WELLE.

Ecuador como ejemplo de desarrollo

“Es una buena noticia que algunos países no necesiten más ayuda al desarrollo. Ese es precisamente el objetivo de la asistencia: que los países receptores algún día estén en condiciones de superar sus problemas por sus propios medios. Por lo tanto, es muy positivo que estos países hayan alcanzando un nivel de bienestar que les permite definir ellos mismos sus políticas de desarrollo”, resume Catherine Ray la posición de la Comisión Europa. Jorge Jurado, el embajador de Ecuador en Alemania, comparte este punto de vista y ve en la suspensión de la ayuda para su país a partir de 2014 “un impacto muy positivo, porque estamos jugando ya en las ligas mayores de América Latina, y eso demuestra que nuestro gobierno está trabajando de forma efectiva para sacar del subdesarrollo a nuestro país.”

Aun así califica de “lamentable el hecho de que todavía exista una serie de aspectos que realmente merecen la cooperación de la UE en todo sentido, y que nosotros saludamos.” Sin embargo, en conversación con DW, Jurado reconoce que le “sorprende” el corto plazo hasta la suspensión de la asistencia. “Porque de alguna forma creo que esto se hubiese podido negociar para que sea un poco más largo en el caso ecuatoriano y que podamos aprovechar la cooperación.” Ecuador registra para el año en curso un crecimiento del ocho por ciento y un promedio de 4,5 por ciento en los últimos cinco años.

América Latina avanza en el combate contra la pobreza

Con estos indicadores, Ecuador refleja la tendencia general de toda América Latina. El informe más reciente de la Comisión Económica de Naciones Unidas para América Latina (CEPAL) sobre el desarrollo económico en la región confirma la evaluación positiva que hace la Comisión Europea de los países latinoamericanos. En 2010, la cifra de personas que vivía en condiciones de pobreza se redujo a su guarismo más bajo en los últimos veinte años.

Desde 1990, la tasa de pobreza ha disminuido en 17 puntos, bajando del 48 al 31 por ciento. En cifras absolutas, ello significa un descenso de 204 a 177 millones de personas pobres sobre una población total de 550 millones en toda América Latina. Sin embargo, la CEPAL prevé que en el 2012 se harán sentir los efectos de la crisis en EEUU y Europa también en América Latina. Para el año en curso se espera un crecimiento del 4,4 por ciento en toda la región. Así lo anunció la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena recientemente en La Paz, pero en 2012 habrá problemas en el flujo financiero, de las remesas, en inversiones y el comercio, dijo.

El diálogo continúa

El fin de la ayuda bilateral no marca el fin del diálogo y de la cooperación, desataca Catherine Ray: “Seguiremos cooperando estrechamente con estos países. Los grandes desafíos, como el cambio climático, las políticas de seguridad, la lucha contre el tráfico de drogas y de personas, son temas que nos afectan a todos por igual.”

En esas áreas, la Comisión Europa quiere crear nuevas asociaciones con los 19 países emergentes, que seguirán recibiendo fondos de Bruselas. “Estamos convencidos de que esos países están muy desarrollados, disponen de un sistema tributario y de recursos propios y desde hace algunos años están jugando un papel cada vez más importante en el escenario global.” Efectivamente, China y Brasil han señalado en más de una ocasión su disposición a ayudar a Europa en la superación de la actual crisis del euro.

Hasta 2015, la UE quiere incrementar su ayuda al desarrollo al 0,7 por ciento del PIB, dando mayor importancia a la cooperación en temas como los derechos humanos, la democratización y el bueno gobierno. La Unión Europea es actualmente el mayor donante de ayuda al desarrollo a nivel mundial. Para el período 2014-2020, la UE prevé destinar 57.500 millones de euros a la cooperación internacional, lo que equivale a un aumento del 38% en comparación con el sexenio anterior.

Autora: Mirjam Gehrke
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda