1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

UE: préstamos del BEI contra desempleo juvenil

España, Italia, Francia y Alemania, las cuatro principales economías de la eurozona, acordaron en Roma afrontar el problema del desempleo juvenil con préstamos del Banco Europeo de Inversiones (BEI) para las pequeñas empresas que no pueden acceder al crédito por los métodos convencionales. La llamada "restricción crediticia" -la incapacidad de las empresas en las naciones de la eurozona en crisis como Italia o España de obtener crédito a tasas razonables- ha sido identificada como una de las principales causas de la crisis de empleo y crecimiento de la región.

"Queremos dar una fuerte señal", dijo el ministro de Economía italiano, Fabrizio Saccomanni, después de que se reuniera en Roma con sus colegas de Alemania, Francia y España para discutir el problema del desempleo juvenil dos semanas antes de una cumbre de la Unión Europea (UE) centrada en el tema. El BEI es el órgano crediticio de la UE y normalmente apoya proyectos de inversión de largo plazo. Saccomanni dijo que el BEI podría ofrecer hasta 60.000 millones de euros (80.000 millones de dólares) en créditos empresariales y que otros bancos de inversión nacionales, como el KFW en Alemania, podrían ofrecer también préstamos adicionales a pequeñas empresas. "Hubo un fuerte consenso" sobre la idea, indicó.

El desempleo juvenil se ubica en casi el 25 por ciento en la zona euro, aunque hay amplias diferencias regionales, con tasas superiores al 55 por ciento en Grecia y España, mientras en Alemania alcanza el 7,5 por ciento. El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, apoyó la propuesta, pero descartó cualquier tipo de distensión de las reglas de gasto de la UE para permitir que los gobiernos hagan inversiones en programas de creación de empleo que sean deficitarias. "Concordamos en que queremos mantener las reglas de estabilidad y crecimiento", dijo Schäuble en relación con los actuales objetivos de reducción del déficit de la eurozona.

A la reunión de Roma asistieron ministros de Economía y Trabajo, un nuevo formato dentro del bloque. El primer ministro italiano, Enrico Letta, destacó la importancia de centrarse "no sólo en cifras", en una aparente crítica a las políticas de austeridad. Italia, que está experimentando un recesión de duración récord y la mayor tasas de desempleo en 36 años, está haciendo presión por un mayor financiamiento a programas de creación de empleos por parte de la UE, así como por mayor "flexibilidad" en los objetivos de déficit para poder liberar recursos de sus presupuestos nacionales (dpa).