1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

UE pide investigar elecciones en Kenia sumida en caos interétnico

Mientras resurge conflicto étnico, observadores de la Unión Europea expresaron preocupación y dudas sobre comicios que otorgaron victoria al presidente de Kenia Mwai Kibaki y solicitaron una investigación independiente.

default

Una civil en Nairobi aboga por la paz con biblia en mano.

"A estas alturas, pese a los esfuerzos de su director, la comisión electoral de Kenia no ha logrado establecer credibilidad en el proceso de recuento para la satisfacción de todos los partidos y candidatos", dijo el político alemán Alexander Graf Lambsdorff, observador jefe de la misión europea.

"Quedan dudas sobre la precisión de los resultados de las elecciones presidenciales", añadió Graf Lambsdorff. El candidato de la oposición, Raila Odinga, que lideraba los resultados, acusa a Kibaki de manipular las elecciones.

Enfrentamientos a bala y masacre

En las últimas horas la situación de seguridad se ha deteriorado preocupantemente. Una turba enardecida incendió este martes una iglesia en el oeste de Kenia matando hasta 30 personas que se refugiaban dentro del lugar, mientras una ola de violencia post-electoral sacude a la nación africana.

Los enfrentamientos étnicos han conmocionado a Kenia desde la disputada reelección del presidente Mwai Kibaki el domingo. Al menos 150 personas han muerto en todo el país, pero es casi seguro que el saldo de víctimas se incremente.

"Ví unos 10 a 15 cuerpos agolpados en una esquina.

EU-Wahlbeobachter in Kenia - Alexander Graf Lambsdorff

El alemán Alexander Graf Lambsdorff, jefe de la delegación de observadores de la UE.

Estaban calcinados, no podía ver la escena dos veces", dijo un periodista que visitó el lugar desde el pueblo Eldoret. "Había una parte de la iglesia a la que no pude acceder, pero el total de muertos podría ser de 25", agregó. El periodista dijo que unas 200 personas estaban buscando refugio en la iglesia pentecostal de las Asambleas de Dios, a unos 8 kilómetros de Eldoret, en la fértil provincia de Rift Valley.

Kalenjin, Kikuyus, Luos y otros: ¿revive violentamente conflicto étnico?

El mismo reportero dijo que las víctimas eran principalmente Kikuyus, del grupo étnico de Kibaki, que huían de sus casas en el área al temer por sus vidas. "Algunos jóvenes vinieron a la iglesia. Pelearon con los muchachos que la custodiaban, pero fueron superados y los jóvenes incendiaron la iglesia", agregó.

Esta zona es multiétnica, pero dominada tradicionalmente por la tribu Kalenjin. La región sufrió violencia étnica en 1992 y 1997, cuando cientos de personas –principalmente Kikuyus- murieron y miles fueron desplazados en unos combates por tierras.

Un alto funcionario de seguridad en Rift Valley dijo que una turba había incendiado la iglesia y agregó que hasta 15.000 personas estaban buscando refugio de la violencia en iglesias y estaciones policiales en el pueblo de Eldoret. Dijo que la culpa la tenía la oposición política, por incitar a la violencia.

El sórdido episodio en Kenia hace recordar a Ruanda, donde miles fueron masacrados mientras buscaban asilo en iglesias durante el genocidio de 1994, cuando murieron 800.000 personas.

Cadáveres y escombros sembraban el martes las calles de Kenia mientras las potencias occidentales presionaban al presidente Mwai Kibaki para que investigue unas disputadas elecciones que han provocado varios días de disturbios en los que han muerto unas 150 personas.

Kenia era democracia más estable de África

La erupción de la violencia en una de las democracias más estables de África, con una economía relativamente fuerte, ha conmocionado al mundo y horrorizó a los kenianos en momentos en que las históricas rivalidades tribales enfrentan a las comunidades del país.

Uno de los principales diarios de la nación africana expresó su temor a que se produzca un "colapso". Pero comenzaban a conocerse los detalles de un creciente saldo de muertes y destrucción generalizada en uno de los peores momentos del país desde que en 1963 se independizara de Gran Bretaña.

Muchos de la tribu Kikuyu, del presidente Kibaki, la mayor y más rica de Kenia, estaban temerosos y lejos de celebrar la victoria electoral del domingo. Los Luos y otros grupos en favor de la oposición prometieron una campaña de acción militante.

"Nos han robado nuestra victoria y ahora nos están disparando. ¿Cómo puede un hombre (Kibaki) estafar a una nación entera? Si comienza una guerra de guerrillas, estoy dispuesto a unirme", dijo Stanley Bwire, un vigilante nocturno de Nairobi.

EU: “Elecciones en Kenia no llenaron estándares internacionales”

"Las elecciones generales del 2007 no han alcanzado los estándares internacionales y regionales clave de las elecciones democráticas", dijo la misión de observadores de la Unión Europea, en su evaluación formal. "Estuvieron empañadas por la falta de transparencia en el procesamiento y el recuento de los resultados presidenciales, lo que genera preocupaciones sobre la precisión de los resultados finales de esta elección", añadió.

Los enfurecidos partidarios del líder de la oposición Raila Odinga se enfrentaron con la policía y saquearon las tiendas propiedad de la tribu Kikuyu, paralizando a la mayor economía del este de África mientras que los negocios cerraron y tampoco se bombeaba petróleo.

La Cruz Roja dio a conocer que hasta la noche de San Silvestre había contado 120 muertos, pero que esperaba que la cifra se elevara. Un diario local situó la cifra en 164, mientras algunos medios estimaban unos 150.

DW recomienda