1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

UE: no hay acuerdo para acoger a ex presos de Guantánamo

Bruselas quisiera que los europeos hablaran con una sola voz y dieran la bienvenida a ex reclusos de Guantánamo, para facilitar el cierre de esa prisión. Pero las opiniones difieren, también entre los europarlamentarios.

default

Europa quiere el cierre de Guantánamo. Pero ¿cuánto está dispuesta a ayudar?

En la Unión Europea dista de haber consenso. La suerte que han de correr los prisioneros de Guantánamo cuando se cierre la controvertida prisión estadounidense en la isla de Cuba sigue siendo materia de polémica, como quedó de manifiesto en un debate al respecto llevado a cabo en el Parlamento Europeo. Al margen de que todos coinciden en que la decisión recae en Estados Unidos, los pareceres se dividen en cuanto a la corresponsabilidad que puede caberle a Europa en la materia.

A favor y en contra

Graham Watson, jefe de la bancada de los liberales, indicó que “Europa no puede alzarse de hombros y decir que Estados Unidos debe resolver el asunto por sí solo”, recordando que “miembros de nuestra Unión participaron en lo que hizo el gobierno de Bush”. El parlamentario verde alemán Cem Özdemir aludió por su parte a la responsabilidad germana, advirtiendo que “no podemos cometer el mismo error que en el caso del turco-alemán Murat Kurnaz, que pasó cuatro años recluido injustamente en Guantánamo”.

Özdemir Berlin

Cem Özdemir, dirigente de Los Verdes alemanes.

Quienes así argumentan, piensan que Europa debería facilitarle al presidente Barack Obama las cosas, acogiendo de ser necesario a algunos de aquellos que, tras salir de Guantánamo, no puedan regresar a sus países de origen, por correr allí peligro de ser torturados. En el bando opuesto, se anteponen en cambio criterios de seguridad. “Potenciales terroristas peligrosos no deben ingresar por ningún motivo a Alemania ni a la Unión Europea”, opinó el vicepresidente de la bancada del Partido Popular Europeo, Hartmut Nassauer, puntualizando: “el comprensible deseo de brindar ayuda a las víctimas de tortura debe ser puesto en la balanza con la necesidad de seguridad de la población”.

Buscando una “base común”

EU-Kommissar Barrot stellt Drogenaktionsplan vor

Jacques Barrot , Comisario responsable de Justicia, Paz y Seguridad.

La discusión que se llevó a cabo en el Parlamento Europeo refleja el tenor del debate que se libra también en los distintos países de la Unión Europea. Y, aunque se ha dejado en claro que, llegado el momento, cada país deberá resolver por sí mismo si acogerá a ex prisioneros de Guantánamo, las autoridades de la Comisión Europea desearían por lo menos una toma de posición conjunta. El ministro de Justicia de la UE, Jacques Barrot, indicó que se requiere al menos una “base común europea” para negociar con Washington, que todavía no ha hecho peticiones concretas al respecto.

Precedentes existen, como recordó el Comisario de Justicia, recordando el caso de un grupo de militantes palestinos que fueron acogidos en Europa el año 2002. Pero encontrar una línea común se perfila difícil. La idea de Barrot de ofrecer apoyo financiero a aquellos países que accedan a recibir ex prisioneros tampoco parece tan atractiva como para minar las resistencias.

DW recomienda