1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

UE: frenan el proceso de adhesión de Turquía

Con esta decisión, la UE reacciona sobre todo al proceder de las autoridades turcas contra medios y políticos opositores.

La Unión Europea detiene la ampliación de las conversaciones de adhesión de Turquía, la primera consecuencia concreta por la actuación del Gobierno tras el intento de golpe de Estado en el país.

Si bien Alemania y otros países miembros no siguieron hoy (13.12.2016) los pedidos de Austria y la Eurocámara de congelar las conversaciones con Turquía para su ingreso en la UE, durante un encuentro de ministros en Bruselas se decidió por primera vez oficialmente que no se abrirán nuevos capítulos de las negociaciones.

Hasta ahora, sólo algunos países habían manifestado de forma individual que no querían ampliar las negociaciones. Con esta decisión, la UE reacciona sobre todo al proceder de las autoridades turcas contra medios y políticos opositores.

Más retrocesos que avances

El ministro de Estado Michael Roth, que negocia de parte de Alemania, señaló que está claro que en ámbitos como el Estado de Derecho y la libertad de prensa hubo más retrocesos que avances. "Nadie está satisfecho con los actuales desarrollos en Turquía", añadió.

No obstante, el pedido de Austria de congelar las negociaciones causó un enfrentamiento durante la reunión de ministros. El ministro del Exterior austriaco, Sebastian Kurz, bloqueó incluso una declaración conjunta de todos los países de la UE porque otros países sólo querían detener la ampliación de las conversaciones, pero no congelarlas.

"No se trata de cerrar puertas”

El ministro austriaco afirmó que con su veto buscaba darle respaldo a los diputados en la Eurocámara, que se habían manifestado hace poco por gran mayoría por un congelamiento de las negociaciones. "Creo que el Parlamento Europeo, que está conformado por representantes elegidos por nuestros pueblos, debería tener cierta relevancia", comentó Kurz.

Asimismo añadió que "no se trata de cerrar puertas o no hablar más" y que se trata de dar una señal política para no hacerle creer a Turquía que su ingreso a la UE está cerca.

Las negociaciones entre la UE y Turquía para su ingreso a la unión comenzaron en 2005. Desde entonces, se vieron varias veces estancadas por tensiones geopolíticas por la isla dividida de Chipre, y más recientemente, el duro accionar del Gobierno turco contra los opositores tras un fallido intento de golpe de Estado en julio.

CT (dpa, AFP)

 

DW recomienda