1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

UE: explota la deuda pública

La Unión Europea busca una estrategia contra la explosión de la deuda pública generada por los paquetes de asistencia a las tambaleantes economías.

default

Bandera de la UE frente al edificio de la Bolsa de Fráncfort del Meno: frenando la deuda pública.

Todos los gobiernos de la Unión Europea (UE) quieren equilibrar nuevamente los presupuestos, descontrolados por las medidas urgentes de emergencia tomadas para hacer frente a la crisis financiera y económica que sacude al continente.

Así lo dijo el checo Miroslav Kalousek, presidente de turno del Consejo de Economía y Finanzas (Ecofin), reunido hoy (21.01.2009) en Bruselas. El Ecofin está conformado por todos los ministros de Economía y Hacienda de la UE.

"Cuánto tiempo llevará equilibrar nuevamente los presupuestos dependerá del desarrollo del ciclo coyuntural, que varía de país a país", agregó Kalousek. Peer Steinbrück, el ministro de Hacienda alemán, exigió un plan vinculante a nivel de la UE para la reducción de la deuda pública en los próximos tiempos.

Los ministros manifestaron preocupación por el aumento de las tasas de interés que países europeos altamente endeudados deben ofrecer por sus bonos para poder colocarlos en el mercado financiero.

Alemania no quiere pagar más por su deuda

Alemania, como emitente de los Bonos Federales Alemanes, que dominan el mercado a pesar de ofrecer intereses relativamente bajos, se opone a una emisión común de bonos de los países de la UE, por temor a tener que pagar más inncesariamente por la deuda pública que contrae el país.

El lunes, la Comisión Europea pronosticó que los déficits presupuestarios en 12 países de la UE romperán el techo del 3 por ciento del producto interno bruto este año, y tres más estarán en el límite, con déficit justo de 3 por ciento.

El 3 por ciento es el techo de deuda nueva acordado en el seno de la UE. Los países que sobrepasan ese límite han sido normalmente amonestados y multados hasta ahora. Si también en esta difícil coyuntura se mantedrá esa medida es hoy un interrogante.

En un documento de discusión preparado para el encuentro de hoy del Ecofin, la presidencia dice que las medidas fiscales para impulsar la economía, que la Comisión estimó en alrededor de 4 por ciento del PIB del bloque en el 2009 y el 2010, podrían plantear un desafío significativo para la sustentabilidad de las finanzas públicas.

Eurozona respalda el nuevo programa alemán de ayuda

Los países de la eurozona respaldaron hoy también el nuevo programa de coyuntura alemán de unos 50.000 millones de euros (66.700 millones de dólares), aprobado por el gobierno de coalición de la canciller Angela Merkel la semana pasada.

El paquete es el mayor de medidas coyunturales en la historia de Alemania desde la posguerra.

"El programa tiene sustancia y todos esperamos que pronto tenga éxito", dijo el presidente de los ministros de Finanzas de la eurozona, el primer ministro luxemburgués Jean-Claude Juncker, en la noche de hoy en Bruselas.

El programa se corresponde con lo que se espera de Alemania y a nivel de los ministros no generó críticas sino elogios, añadió.

Entre los puntos centrales del nuevo programa alemán figuran reducciones impositivas y de cargas para los ciudadanos y la economía así como más inversiones en la infraestructura pública.

Juncker dijo que los países miembros de la UE efectuaron sus contribuciones para el paquete acordado en diciembre por 200.000 millones de euros (264.000 millones de dólares). "Hicimos nuestros deberes", indicó. Ningún ministro pidió aumentar más la intervención.

Implementación sin delación

La UE había acordado hace un mes destinar alrededor de un 1,5 por ciento de su Producto Interno Bruto para superar la grave crisis financiera y económica. El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios del bloque, Joaquín Almunia, pidió una implementación sin dilaciones del paquete.

Por otra parte, Juncker solicitó a los bancos que otorguen créditos en particular a pequeñas y medianas empresas. Si no hay préstamos, los programas coyunturales no pueden desplegar su efecto.

"Comprobamos algunas mejoras, pero no alcanzan". El primer ministro luxemburgués dijo además que no hay intención de hablar con el Fondo Monetario Internacional acerca de ayudas de emergencias para algunos países. "La situación actual no contiene elementos para que a corto plazo tengamos que hacer algo semejante", indicó Juncker.

La reunión continúa mañana con la participación de los ministros de los 27 países miembro de la UE.


DW recomienda