1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

UE-EE. UU.: ¿adiós al “Escudo de privacidad”?

La comisaria europea de Justicia viajará a Washington para averiguar si Donald Trump anuló o no el pacto que regula el trato que las empresas de internet estadounidenses le dan a los datos de sus clientes comunitarios.

Este viernes (27.1.2017) en Berlín, donde se reunieron para organizar la próxima cumbre europea, la canciller de Alemania, Angela Merkel, habló sobre los "grandes desafíos internos y externos” del bloque comunitario y el presidente de Francia, François Hollande, sobre la necesidad de prepararse para "un mundo incierto”, aludiendo explícitamente al "brexit” y, sin nombrarlo, al impredecible nuevo ocupante de la Casa Blanca, Donald Trump. La comisaria europea de Justicia, Vera Jourova, no podía estar más de acuerdo.

Jourova teme que el nuevo presidente de Estados Unidos no honre los compromisos que su predecesor, Barack Obama, asumió con la Unión Europea en materia de comercio y protección datos, pero insiste en que Bruselas está "está vigilando de cerca” las decisiones que se toman en Washington, sobre todo las referidas al acuerdo de protección de datos denominado "Escudo de privacidad”, que entró en vigor a mediados de 2016. Este mismo 27 de enero en Malta, la funcionaria compartió su inquietud con los ministros de Justicia de la UE.

Ver el video 02:21

Relaciones comerciales EE.UU. - Alemania

¿Un pacto muerto antes de nacer?

En el consejo informal de La Valeta, Jourova arguyó que Trump puede haber anulado el "Escudo de privacidad” –con o sin premeditación– cuando endureció su política de inmigración. Ese pacto regula el trato que las empresas de internet estadounidenses le dan a los datos de sus clientes comunitarios, pero es frágil porque no pasa de ser un convenio basado en la buena voluntad del Gobierno estadounidense y la Comisión Europea. Además, el "Escudo de privacidad” no ha entrado en vigor: su activación fue pautada para febrero de 2017.

Se supone que a partir de ese momento los ciudadanos de la UE podrán defender su derecho a la protección de sus datos privados ante tribunales estadounidenses, incluso cuando los servicios secretos de ese país exigen que se les dé acceso a esa información. El "Escudo de privacidad” es producto de las presiones ejercidas por el Tribunal de Justicia de la UE para blindar la regulación de protección de datos, que brilló por sus deficiencias hasta 2015. Para constatar que lo acordado sigue vigente, Jourova viajará a Washington en marzo o abril.

Dudas por aclarar

El europarlamentario Jan Philipp Albrecht (Los Verdes), experto en la materia, comentaba en Twitter que, si Trump dejó sin efecto lo pactado, "la Comisión Europea deberá suspender el ‘Escudo de privacidad' inmediatamente y castigar a Estados Unidos”. La revista económica Forbes aseguraba en su edición digital que la decisión de Trump de abolir la protección de datos de los extranjeros en Estados Unidos no estaba dirigida contra los ciudadanos comunitarios, sino contra aquellos que no fueran ni estadounidenses ni europeos.

"En todo caso, no vamos a bajar el nivel de nuestros estándares de seguridad de datos”, prometió Jourova. Las regulaciones de la protección de datos son muy importantes para las empresas privadas que transfieren información por el Atlántico. Cerca de 1.500 compañías estadounidenses se apegan a esas normas para hacer negocios en el Viejo Continente. Si esos lineamientos no existieran, empresas como Facebook, por ejemplo, sólo podrían almacenar y vender los datos de sus clientes comunitarios en y a través de servidores europeos.

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema