1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

UE discute alternativas a acuerdo con Turquía

Una confrontación entre Bruselas y Ankara parece ineludible. Ninguna de las dos partes quiere ceder tras el acuerdo sobre refugiados y migrantes firmado por ambos. Esto amenaza con echar al traste todo lo pactado.

Vista del Estrecho de Estambul. ¿Qué tan europea quiere ser realmente Turquía?

Vista del Estrecho de Estambul. ¿Qué tan europea quiere ser realmente Turquía?

Un portavoz de la Comisión Europea recordó las recientes palabras del presidente de dicho ente, Jean-Claude Juncker: “Negociamos con el gobierno turco, tenemos su palabra y vamos a seguir trabajando con Ankara".

Según un portavoz del ministerio alemán del Interior a la agencia de noticias AFP no hay ninguna razón para dudar que la aplicación del Acuerdo UE-Turquía "avanza”, por lo que “no se plantean alternativas".

La realidad es que las dudas sobre el futuro del acuerdo de Bruselas con Ankara crecen, debido a tres hechos: en primer lugar, el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, anunció su retiro del gobierno. La UE negoció directamente con Davutoglu, un político considerado moderado y proeuropa, todo lo contrario del presidente Recep Tayyip Erdogan.

En segundo lugar, Erdogan amenaza con romper el acuerdo si la UE no cumple con todas las exigencias turcas, como la exención de visado para sus connacionales a finales de junio u octubre. Por su parte, Erdogan ha dejado claro que no tiene ninguna intención de flexibilizar las “leyes anti-terrorismo”, una exigencia de Bruselas como condición para la introducción del régimen sin visado. "Tenemos nuestro propio camino, sigan ustedes el suyo", dijo recientemente Erdogan. Aquí se mueven dos bloques rumbo a una colisión.

“Clara intimidación” de periodistas críticos

La tercera de las razones para el escepticismo europeo es la persecución de la prensa crítica en Turquía. El caso de dos periodistas que fueron condenados a varios años de cárcel por revelar una presunta condescendencia de Erdogan con el Estado Islámico para enviar o dejar armas destinadas a este grupo terrorista se ha convertido en un caso simbólico de la postura de Erdogan frente a la libertad de expresión. Mientras el ministerio alemán de Exteriores habla de “mucha preocupación”, Reporteros sin Fronteras habla de una “clara intimidación”. La Asociación alemana de Periodistas, Deutsche Journalistenverband, por su parte, considera las condenas “características de un régimen autocrático”.

Pero, ¿qué pasará ahora? A juzgar por el diario Bild, en caso de que el Acuerdo UE-Turquía se rompa, debido a diferencias irreconciliables, la UE ya piensa en un plan B. Según este, los refugiados y migrantes que lleguen a las islas griegas serían registrados allí mismo y retenidos a la espera del resultado de su solicitud de asilo. Solo quienes se les reconozca el asilo podrán llegar a la península griega; quienes no demuestren tener razones para recibir asilo serán devueltos a sus países de origen. Grecia recibiría entonces el dinero destinado inicialmente para Turquía.

Aunque el gobierno de Angela Merkel no haya dicho nada oficialmente hasta el momento, hay consideraciones en este sentido. Karl-Georg Wellmann, parlamentario conservador del CDU, afirmó al mismo periódico que, en todo caso, "hay que proteger las fronteras de la UE”. ¿Cómo? Según Wellmann, “tramitando las solicitudes de asilo en las islas griegas, no en el continente, así como rechazando a los inmigrantes ilegales".

DW recomienda