1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

UE desoye llamado griego y no cita cumbre extraordinaria

El primer ministro heleno, Alexis Tsipras, había solicitado un encuentro de los países de la zona euro para debatir sobre el plan de rescate.

Tusk y Tsipras, en una foto de archivo.

Tusk y Tsipras, en una foto de archivo.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, descartó este miércoles (27.04.2016) llamar a una cumbre extraordinaria como solicitó el primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, y en su lugar pidió una reunión del Eurogrupo en los próximos días. Tsipras quería una cumbre a fin de superar el punto muerto en el que están las negociaciones con los acreedores para cerrar las medidas de contingencia que el Eurogrupo y el FMI piden a Grecia y poder, de este modo, concretar la primera revisión del tercer rescate.

“He hablado antes con el primer ministro Tsipras. Estoy convencido de que todavía hay más trabajo que hacer por parte de los ministros de Finanzas” y Economía de la eurozona, dijo Tusk. “Tenemos que evitar una situación de incertidumbre renovada para Grecia. Por ello necesitamos una fecha específica para una nueva reunión del Eurogrupo. No estoy hablando de semanas sino de días”, recalcó Tusk.

Si bien cree que el tema debe ser tratado de forma urgente, Tusk dijo que no es el momento de elevar la cuestión al nivel de los jefes de Estado y de Gobierno. La decisión fue adoptada tras consultas con los presidentes del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, y el mandamás de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker. Dijsselbloem había descartado el martes citar a una reunión de ministros de Finanzas, por considerar que hace falta más tiempo para cerrar las negociaciones entre Atenas y los acreedores.

No al escenario virtual

Tsipras solicitó el encuentro luego de que los acreedores solicitaran interrumpir las negociaciones ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo sobre el plan de contingencia adicional exigido por el Eurogrupo por valor de 3.600 millones de euros. Se trata de medidas que deberían tomarse solo en caso de que Grecia no obtenga un superávit primario del 3,5 por ciento del PIB en 2018. Sin embargo, el Eurogrupo pide que se legisle a priori.

El ministro de Finanzas, Euclides Tsakalotos, dejó claro el martes que la Constitución griega no permite legislar con vista a escenarios virtuales y, a cambio, propuso activar un mecanismo de corrección automática para el caso de que se produzcan desvíos presupuestarios. El impasse puede demorar aún más un acuerdo que Grecia necesita con urgencia antes de comenzar las conversaciones con los acreedores que permitan aliviar la carga de su agobiante deuda.

DZC (AP, Reuters, EFE)


DW recomienda