1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

UE-Cuba: una séptima ronda para negociar detalles

La séptima ronda de negociaciones entre la UE y Cuba tiene lugar en La Habana. Con el capítulo de comercio concluido y el de cooperación casi listo, falta afinar los detalles del diálogo político.

Cuando Cuba y la Unión Europea se reúnan en La Habana (3 y 4 de marzo) para la séptima ronda de negociaciones para lograr el acuerdo de cooperación y diálogo político, se tratará sobre todo de “atar los cabos que aún están sueltos”, informan fuentes de la UE.

En diciembre, el capítulo de comercio había quedado concluido y el de cooperación estaba ya al 90 por ciento. Al parecer, en el capítulo de diálogo político es donde hay más por afinar.

¿Detalles?

“En cuanto a derechos humanos nos falta intercambiar criterios, pues desde el punto de vista conceptual no existe identidad plena”, explicó a la prensa después de la ronda anterior el viceministro cubano de Asuntos Exteriores, Abelardo Moreno Fernández.

“También tenemos pequeñas discrepancias en cuanto a las armas de exterminio en masa, las químicas y las biológicas. La UE considera que lo más peligroso es la proliferación de dichas armas; nosotros creemos que es correcto combatir la proliferación, pero lo más importante es que la amenaza real está dada por su existencia”, añade.

A este respecto, el lado europeo –consciente de la historia de la crisis de los misiles (1962) que marcó el destino de Cuba- subraya su buena voluntad “por encontrar un equilibrio”. Esto y la migración serán al parecer puntos candentes de la séptima ronda.

Gianni Pitella, jefe de la bancada socialista en el Parlamento Europeo, dice a DW: “nos es muy importante dejar clara nuestra voluntad de concluir este acuerdo. Es un error que la UE y Cuba no lo hayan firmado”. Pitella –que encabezó visita parlamentaria a la isla en enero- se encuentra promoviendo también una asociación entre el Parlamento Europeo y la Asamblea Nacional.

No signficará más comercio

Se trata de concluir un acuerdo bueno, serio y consistente que dé el marco para las relaciones entre la isla caribeña y el bloque europeo para los años por venir: “La UE quiere acompañar los procesos de cambio en Cuba”; “la UE con su experiencia puede apoyar su modernización”, explican fuentes de la Comisión Europea.

Como ejemplo cabe recordar que con la República Socialista del Vietnam –que desde la década de los 1990 fue abriendo su economía e insertándola en el contexto internacional- , la UE firmó en 2012 un Acuerdo de Cooperación, que sentó las bases para el Acuerdo de Libre Comercio, alcanzado en 2015.

Con todo, “lo acordado en materia comercial no entraña ni un mayor acceso de los productos cubanos a la UE ni un incremento del comercio”, recordó el negociador cubano. A diferencia de otros acuerdos con países de la región caribeña –como Haití y República Dominicana-, Cuba no tendría acceso acceso preferencial al mercado europeo, por ser país de renta media.

Al mercado europeo Cuba destina el 27% de sus exportaciones y recibe de allí el 21% de sus importaciones. De la UE proviene el mayor monto de inversión externa de Cuba y también un tercio de los turistas que la visitan cada año. Además, ha sido el principal donante de ayuda al desarrollo de ese país caribeño. Por ello, “la UE es, y probablemente lo siga siendo por algún tiempo, un socio más importante de Cuba que Estados Unidos”, subrayan fuentes europeas.

Kuba - EU verhandelt mit Kuba

Quinta ronda de negociaciones UE-Cuba, en septiembre de 2015.

No es cuestión de un mes más o menos

Así las cosas, y a casi dos años de negociaciones, parece no haber prisa –ni siquiera ante el acercamiento gradual entre La Habana y Estados Unidos. Haciendo alusión a las 17 rondas de negociación que le tomó a la UE elaborar un acuerdo marco con su socio Canadá, en las instituciones europeas esta negociación no se percibe como lenta. “No se trata de concluir por concluir; tampoco es bueno poner fechas a estas cosas que a veces se traban por una coma”, apuntó el negociador cubano.

“Por tantísimos años hemos estado sin acuerdo, no es cuestión ahora de no poder esperar un mes más o menos”, dijo por su parte Pittella. “No obstante, sí urge, pues la UE ha cometido un error subestimando la importancia de América Latina. Para nosotros es una prioridad política, económica y cultural”, concluye el político italiano que ve realista colocar el horizonte de conclusión en los próximos meses.

DW recomienda