1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

UE condena declaración de estado de excepción en Pakistán

La decisión del presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, de imponer el estado de excepción en su país genera condena internacional.

default

Tropas rodean palacio presidencial y Corte Suprema.

El estado de excepción impuesto desde el sábado 2 de noviembre por el presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, ha cosechado la condena generalizada no sólo en la Unión Europea.

El jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, expresó preocupación por el estado de emergencia en Pakistán e hizo hincapié en que abandonar el proceso democrático no es el camino correcto para enfrentar el terrorismo.

“Estoy preocupado por la declaración del estado de emergencia en Pakistán. Reconozco las dificultades que enfrenta actualmente Pakistán en el ámbito de política interna y de seguridad. Sin embargo el desvió del proceso democrático no puede ser la solución” dijo Solana. Exhortó a las autoridades paquistaníes a continuar con los preparativos para elecciones generales.

Alemania exige regreso a camino democrático

También el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Frank Walter Steinmeier, exigió a las autoridades paquistaníes el retorno al orden constitucional. El desarrollo en Pakistán, que pertenece lo mismo que Alemania a la coalición antiterrorista, “resulta muy preocupante”, dijo Steinmeier en Berlín.

“Nadie pone en duda el derecho del Gobierno de Pakistán de protegerse ante ataques terroristas y de luchar por la estabilidad y la seguridad en Pakistán. Pero a la larga estas metas sólo pueden alcanzarse si Pakistán sigue el camino democrático y constitucional”.

El ministro germano hizo hincapié en que un gobierno civil, el respeto del principio de división de poderes y la independencia de la justicia, así como la libertad de prensa son de importancia primordial para Alemania. Igual de importante resulta crear las condiciones para elecciones libres y justas lo antes posible.

Verhaftungswelle in Pakistan

El líder de oposición paquistaní, Javed Hashmi, al momento de ser detenido.

Steinmeier subrayó que resultan especialmente preocupantes las noticias en el sentido de detenciones masivas de líderes de partidos políticos, abogados y representantes de la sociedad civil en Pakistán.

Exhortó al los líderes paquistaníes a liberarlos lo antes posible y levantar las limitaciones impuestas a los medios de comunicación independientes.

“El G8 y Alemania, actualmente presidente del grupo, apoyan a Pakistán en la lucha contra el terrorismo y en su camino de regreso a la democracia” finalizó Steinmeier.

GB: respeto a la constitución

Por su parte Gran Bretaña, la ex potencia colonial que rigió a Pakistán y que posee una extensa comunidad anglo pakistaní, criticó las medidas extra constitucionales aplicadas por Musharraf, que desvían a Pakistán del camino de la democracia y del Gobierno civil.

"Es vital que el Gobierno actúe de acuerdo a la constitución y cumpla con el compromiso de llevar a cabo elecciones libres y justas de acuerdo a lo fijado", dijo el ministro de Relaciones Exteriores británico, David Miliband, quien exhortó a la fuerte comunidad de origen paquistaní en Gran Bretaña a que “usen sus contactos a través de sus familias y negocios para defender la democracia y el imperio de la ley" en Pakistán.

Estado de excepción

El presidente de Pakistán, el general Pervez Musharraf, declaró el sábado el estado de excepción, suspendió la Constitución y nombró a un nuevo titular de la Corte Suprema. En el puesto del hasta ahora máximo juez de la corte, Iftikhar Chaudhry -conocido por su oposición a Musharraf- fue nombrado el jurista Abdul Hamid Dogar. El juramento fue tomado por el propio Musharraf.

Pakistan Polizeikontrollen und Ausnahmezustand Musharraf verhängt Ausnahmezustand in Pakistan

Presidente de Pakistán, general, Pervez Musharraf.

Por decreto del presidente se prohibió a los tribunales del país emitir fallos contra el mandatario, que justificó la medida con la inestabilidad que vive el país.

En un discurso por televisión, Musharraf señaló que la decisión de decretar el estado de excepción era necesaria para frenar una peligrosa situación en vista de la creciente violencia de extremistas religiosos y terroristas.

Los canales privados de noticias de cable dejaron de emitir. Según fuentes de la oposición, fueron detenidos además numerosos críticos del presidente.

DW recomienda