1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

UE busca posición común frente a China como potente gigante comercial

Mientras los Juegos Olímpicos de Pekín realzan el surgimiento de China como una potencia mundial, la Unión Europea está luchando para lograr un acercamiento coherente con el gigante asiático. Dependiendo con quien se hable en Bruselas, China puede ser, comercialmente, un dolor de cabeza, una oportunidad económica, un violador serial de los derechos humanos, una amenaza para el planeta por su voracidad por los recursos, un socio estratégico o una amenaza geopolítica. O todas las anteriores. Oficialmente, dentro de la UE nadie está a cargo de las relaciones con el país más poblado del planeta, que es además la cuarta mayor economía del mundo.

"La UE aún ve a China mayormente a través de un prisma de comercio", dijo un funcionario de la UE vinculado con la política externa del bloque. "Lo denominamos un socio estratégico, pero mayormente hablamos con ellos sobre zapatos y sostenes y sobre la tasa de cambio del renminbi (su moneda)", señaló.

Cuando el déficit del bloque con Pekín alcanzó los 160.000 millones de euros (247.400 millones de dólares) el año pasado, los países del sur de Europa que fabrican textiles, calzado y muebles suplicaron protección a Bruselas contra las importaciones baratas.