UE apoya altos el fuego locales en Siria y crea un fondo de ayuda | Europa | DW | 15.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

UE apoya altos el fuego locales en Siria y crea un fondo de ayuda

La Unión Europea (UE) se mostró favorable al plan de la ONU de impulsar alto el fuego a nivel local en Siria, empezando por la ciudad norteña de Alepo, y apoyó un fondo fiduciario para ayudar a los refugiados sirios y a los países que los acogen. Estos intentos por "congelar las hostilidades" podrían ser "una manera de mostrar que es posible reducir la violencia" y "llevar a un proceso político en el país", declaró en una rueda de prensa al término de un Consejo de Ministros de Exteriores de la UE la jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini.

Los ministros aprobaron unas conclusiones en las que dan su total respaldo a los esfuerzos por lograr la paz en Siria del enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, con quien celebraron una cena de trabajo el domingo en Bruselas. En concreto, aseguraron que la UE respaldará su propuesta de "congelar las hostilidades a nivel local" en Alepo y otros puntos, de acuerdo a la ley humanitaria internacional. Para Mogherini, Alepo es clave porque "tiene mucha población" y "representa un símbolo importante en la región y el país".

También apuntaron que la oposición moderada es un "elemento vital" para un futuro acuerdo político y para combatir a grupos extremistas como el Estado Islámico (EI). "Una solución duradera del conflicto sólo puede lograrse por un proceso político liderado por los sirios que conduzca a una transición", declararon los ministros.

El titular español de Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, abogó por una negociación entre el presidente sirio, Bachar Al Asad, y los opositores en ese país, para lograr una solución política. "Es perfectamente legítimo y posible entablar negociaciones con Bachar al Asad sabiendo que Bachar al Asad no formará parte del futuro de Siria", consideró tras el Consejo e indicó que "varios" estados miembros apoyan también esa tesis. Según Mogherini, la UE "no reconoce a Al Asad como un socio" con el que dialogar, aunque admitió que forma "parte de la realidad siria hoy" y que "para cambiarla lo mejor no es cerrar los ojos, sino abordarla".

Los ministros acordaron además trabajar con "todos los actores que tienen un papel y pueden ser parte de la solución" de la crisis siria, como pueden ser los países del Golfo pero "también Irán y Rusia", en el marco de los esfuerzos de paz liderados por la ONU.

Para incrementar la ayuda comunitaria a las personas que más ayuda necesitan por la crisis siria, la Comisión Europea (CE) e Italia firmaron hoy un acuerdo destinado a impulsar el primer fondo fiduciario regional de la UE. Esta nueva "herramienta estratégica de financiación" contará en un principio con un presupuesto de 20 millones de euros por parte de la CE y tres millones por parte de Italia. El fondo, que estará disponible a partir del año próximo, se centrará inicialmente en apoyar a los refugiados y a las comunidades de acogida en los países vecinos a Siria, e irá encaminado sobre todo a las necesidades de escolarización de millones de niños.

La alta representante europea también confirmó que el lunes y martes de la semana próxima visitará Irak, junto a Siria el país más afectado por los yihadistas del EI. Señaló que ese viaje a Bagdad "podría ser una buena manera de avanzar en una situación que hace sólo unos meses era desesperada y que ahora nos permite albergar esperanza en el futuro", dijo en referencia al efecto de la coalición internacional que combate a ese grupo terrorista.

Por otra parte, el representante especial del Secretariado General de la ONU para Libia, Bernardino León, informó a los ministros por videoconferencia sobre su mediación para crear un Gobierno de unidad nacional en Libia ya que actualmente hay dos Ejecutivos en paralelo y enfrentados, el de Trípoli y el de Tobruk. "La UE está dispuesta a hacer todo lo que pueda para apoyar el diálogo político en caso de que comience o tomar medidas en caso de que no empiece", recalcó Mogherini. García-Margallo habló incluso de la posibilidad de imponer un embargo al petróleo libio si el diálogo político no da frutos para detener la violencia y la crisis de seguridad que afronta el país.

El Consejo aprobó además una declaración sobre Bosnia-Herzegovina, cuyas autoridades pondrán por escrito su compromiso para relanzar las reformas que acerquen más al país a la UE (EFE).