UE- América Latina: la lealtad y las relaciones internacionales | Política | DW | 12.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

UE- América Latina: la lealtad y las relaciones internacionales

La UE critica que los latinoamericanos provean a Rusia de los productos vetados a los europeos. ¿Debe Latinoamérica desaprovechar esta oportunidad? La decisión, "no es una cuestión de lealtad", dice a DW especialista.

La UE ha expresado su malestar por los acuerdos comerciales que varios países latinoamericanos negocian con Rusia. Fuentes europeas califican de "desleal" este comportamiento. Aunque la queja aún no es formal se prevé que en los próximos días sea canalizada por las representaciones europeas en los países latinoamericanos; apenas ahí, indican fuentes diplomáticas, cada país podrá reaccionar, también oficialmente.

En todo caso, según dice a DW Sebastián Santander, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Lieja y especialista en relaciones UE- América Latina, aunque tengan acuerdos comerciales y de asociación –firmados o por firmar- no tienen ningún mecanismo de coacción para que los socios del Nuevo Continente no aprovechen la gran oportunidad de entrar a un mercado de más de 145 millones de habitantes.

Discurso emotivo

“Cada uno habla como quiere”, explica Santander, “y la Comisión está utilizando su discurso como un instrumento político internacional para desacreditar. La lealtad no existe en las relaciones internacionales. Lo que pasa es que las medidas económicas rusas están afectando los intereses económicos y comerciales europeos, que está perdiendo el 50% de sus beneficios con Moscú”.

Las exportaciones de alimentos de la Unión Europea, EE.UU. y otros países que prohibió este miércoles 7 de agosto Rusia por un año, equivalen a más de 6.000 millones de euros. Ese es el mercado por el que competirán ahora rivales de Latinoamérica y algunos países como Turquía. No es solo un negocio de oportunidad hasta 2015 sino la posibilidad de poner un pie en un potencia de 145 millones de habitantes.

Acuerdos firmados y por firmar

El anuncio del veto ruso a los productos agrícolas europeos –como respuesta a las sanciones impuestas por Estados Unidos y la UE por el apoyo ruso a los separatistas ucranianos- llega en un momento crucial en las relaciones comerciales entre la UE y Latinoamérica.

Esperando ya ofertas concretas para el acuerdo comercial con Mercosur, con un acuerdo reciente firmado con Ecuador –el tercero de los cuatro socios de la Comunidad Andina-, con el acuerdo de asociación con América Central ya en vigor, las perspectivas económicas para el comercio y la inversión con el Nuevo Continente florecen. Por otro lado, el veto ruso a los productos europeos golpeará al Viejo Continente.

¿Demasiado tiempo a la puerta?

Pero, “hay que subrayar que países como Brasil y Argentina están solicitando desde hace años acceso al mercado europeo para sus productos ganaderos”, dice Santander. La UE se ha cuidado muy bien de proteger su propia producción, uno de los motivos por el cual el ansiado acuerdo con Mercosur no ha acabado de fraguar.

Por ello, que Rusia haya levantado las restricciones al ganado del cono sur representa, “sobre todo para aquellos países que atraviesan dificultades económicas- una gran oportunidad. Si Rusia le pide a Brasil que le venda carne de pollo, algo que produce mucho, lo va a hacer”, sigue el analista.

BRICS UNASUR Treffen in Brasilia 16.07.2014 Gruppenfoto

Encuentro de los BRICS en Brasilia, julio 2014

Oportunidad política

Santander habla también de las implicaciones políticas. Para Moscú, esto es una oportunidad que se buscaba desde el año 2000. "Ha habido acciones militares conjuntas con Venezuela, cumbres con Brasil y Argentina. En su intento por diversificar las relaciones económicas y políticas, Putin ha intensificado su contacto con Cuba. Así que –aunque Europa diese marcha atrás en sus sanciones y Moscú, en su veto a los productos europeos- no creo que den marcha atrás en las nuevas relaciones comerciales con América Latina", dice Santander.

DW recomienda