1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Ucrania y rebeldes prorrusos acuerdan tregua navideña

El cese el fuego estará vigente hasta mediados de enero. Ese mismo mes se realizará un nuevo encuentro con el objetivo de lograr una solución política.

El conflicto ha dejado destrucción en el este de Ucrania.

El conflicto ha dejado destrucción en el este de Ucrania.

Ucrania y los rebeldes prorrusos acordaron en Minsk una nueva tregua que entrará en vigor esta medianoche y estará vigente durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo, hasta mediados de enero.

"Esta iniciativa la necesitan más que nadie los habitantes de Donbass para que puedan recibir en paz el Año Nuevo y la Navidad", escribió Daría Olifer, representante ucraniana, en su página de Facebook.

Reconoció que ambas partes aún no han podido encontrar una solución definitiva a un "problema clave": las continuas rupturas del alto el fuego en la línea de confrontación por parte de ambos bandos.

Eso dificulta el inicio del proceso de desminado en el frente, lo que también impide la reconstrucción de las infraestructuras destruidas durante el conflicto.

Primeras reacciones

La Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) saludó la tregua, aunque reconoció que todos los participantes en las negociaciones de Minsk mantienen su preocupación por la tensión en las regiones de Donetsk y Lugansk.

En lo que sigue sin haber acuerdo es en la convocatoria de elecciones locales en 2016 en las zonas controladas por los rebeldes prorrusos, que aceptaron posponerlas en octubre pasado después de que se acordara prolongar la aplicación de los Acuerdos de Paz de Minsk.

Próxima reunión

Representantes de Ucrania y los separatistas prorrusos se reunirán de nuevo en la capital bielorrusa los 13, 20 y 27 de enero, según informó la OSCE.

Rusia acusa a Ucrania de negarse a aplicar la parte política de los Acuerdos de Minsk: reforma constitucional, descentralización, amnistía y concesión de estatus especial a las zonas controladas por los separatistas.

Recientemente, el mando militar ucraniano advirtió sobre los "signos de agravamiento" del conflicto que estalló en abril de 2014 con una sublevación armada protagonizada por insurgentes prorrusos.

Por su parte, los rebeldes han acusado en las últimas semanas a las fuerzas gubernamentales de atacar los suburbios de su principal bastión, Donetsk, con fuego de mortero y carros de combate.

Según los últimos datos de la ONU, en los veinte meses que dura el conflicto más de 9.000 personas han muerto en el este de Ucrania.

EL(efe, afp)