1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Ucrania: rebeldes sufren fuertes bajas tras operativo del Ejército

El objetivo de Kiev es recuperar varias localidades fronterizas con Rusia. Columnas de blindados y la Fuerza Aérea formaron parte del ataque.

Justo cuando se vive un incremento de las acciones militares ofensivas por parte del Ejército de Ucrania contra los insurgentes prorrusos, comandantes rebeldes reconocieron numerosas bajas debido a la superioridad armamentística de las fuerzas armadas de Kiev, que utilizan también a la aviación en la ofensiva. Este jueves (19.06.2014), los enfrentamientos han continuado con intensos tiroteos y decenas de muertos y heridos en ambos bandos.

Las fuerzas del gobierno informaron que estaban cerca de acabar con la resistencia de los separatistas en Krasny Liman, al norte del principal centro regional de Donetsk, donde los rebeldes se rehusaron a deponer las armas tras una oferta de paz ofrecida por el gobierno del presidente Petro Poroshenko. De acuerdo con la información entregada por las partes, el combate fue una gran batalla que incluyó el uso de blindados y tanques.

Vladislav Selezniov, portavoz de la operación antiterrorista, como la llama Kiev, dijo que “los guerrilleros se han negado a deponer las armas, por lo que las fuerzas que participan en la operación antiterrorista están reforzando sus posiciones a fin de cercar al enemigo”. Consultado sobre la información que asegura que en las filas insurgentes hay 4.000 combatientes listos para la lucha, Selezniov contestó “entonces habrá 4.000 féretros”.

Ver el video 12:08

Rusia y Ucrania:¿aliados enfrentados?

Plan de paz de Kiev

Por su parte, Igor Strelkov, un alto comandante rebelde, reconoció que en sus filas hay “fuertes pérdidas” de equipos, armas y hombres. “Repelimos el primer ataque y destruimos un tanque, pero es difícil acabar con 20 tanques. La batalla continúa. Nuestra gente se mantiene en sus puestos, pero no podemos descartar que ellos consigan avanzar”, dijo en referencia a las fuerzas de gobierno. Ante la presión de Kiev, Strelkov pidió a Moscú que “adopte algunas medidas”.

Según diversas fuentes cercanas al gobierno, unos 20 soldados perdieron la vida durante la ofensiva, una de las más grandes lanzadas contra las posiciones de los rebeldes separatistas. Estos reconocieron haberse retirado de las localidades de Yampol y Seversk luego de que una gran columna de blindados los atacara. Los combates llegaron a unos 30 kilómetros de la ciudad de Slaviansk, que está totalmente rodeada por las fuerzas gubernamentales.

El ataque se produce justo un día antes de que el presidente Poroshenko presente su plan de paz, que estará compuesto de trece pasos políticos y cuyo principal objetivo será declarar un alto al fuego unilateral por parte de las fuerzas armadas, de manera que los rebeldes depongan sus armas e incluso puedan abandonar el país, para no ser perseguidos. Habría eventualmente una amnistía para quienes decidan dejar de combatir. Antes de ofrecer ese plan, en todo caso, Poroshenko puso como condición que el Ejército recupere el control sobre la frontera con Rusia.

Y mientras la OTAN denunciaba que Rusia había vuelto a desplegar miles de soldados en la frontera con Ucrania, Estados Unidos amenazó con aplicar nuevas sanciones a Moscú si el gobierno del presidente Vladimir Putin no participa en los planes de paz ucranianos. “Moscú debe dejar de apoyar a los separatistas y dejar de suministrarles armas”, dijo el secretario del Tesoro de EE.UU., Jacob Lew.

DZC (EFE, Reuters, dpa, Europa Press)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema