1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Ucrania: rebeldes están “destruyendo” Debaltsevo

Los insurgentes lanzaron una ofensiva a horas de que entre en vigencia el cese del fuego. Amenazan con dejar morir de hambre a los soldados ucranianos.

A pocas horas de que entre en vigor el acuerdo de alto el fuego alcanzado en la capital de Bielorrusia, Minsk, los rebeldes prorrusos y las fuerzas ucranianas siguen combatiendo en el importante nudo vial en la ciudad de Debaltsevo, donde este sábado (14.02.2015) los insurgentes lanzaron una fuerte ofensiva, dejando al menos 14 civiles muertos, según cifras entregadas por las autoridades de Kiev.

El jefe policial de la ciudad, Vyacheslav Abroskin, reportó en el sitio de Facebook de las fuerzas de seguridad que “los rebeldes están destruyendo Debaltsevo. Hay bombardeos ininterrumpidos de artillería sobre zonas residenciales y edificios. La ciudad está en llamas”. El funcionario proucraniano denunció también que misiles Grad han impactado las oficinas centrales de la policía.

Un parte del cuartel general de las fuerzas ucranianas en el este del país asegura que “el enemigo continúa bombardeando pueblos y ciudades sin miramientos”, y cifra en al menos 14 el total de civiles que han muerto por el fuego de artillería en las últimas 24 horas. El número dos de los prorrusos en Donetsk, Eduard Basurin, por su parte, aseguró que los ataques del Ejército de Ucrania dejaron cuatro civiles fallecidos.

Morirán de hambre

Debaltsevo es un nudo ferroviario y vial estratégico que separa dos plazas fuertes de los rebeldes. Los insurgentes lanzaron una ofensiva que les hizo ganar terreno y supuestamente mantendrían rodeados a miles de soldados ucranianos, algo que ha sido negado por las autoridades en Kiev. Ésta debería ser la última operación de guerra en la zona, antes de que entre en vigencia el cese de las hostilidades acordado en Bielorrusia por los insurgentes y Ucrania en conversaciones auspiciadas por Alemania, Francia y Rusia.

Basurin declaró también que las tropas ucranianas intentan sin éxito romper el cerco, y aseguró que las milicias no permitirán su repliegue si no deponen las armas. “Seguramente (los soldados ucranianos) se morirán de hambre. No se les va a atacar (después de la entrada en vigor del alto el fuego), pero tampoco se les permitirá salir del cerco”, dijo el líder separatista. Los prorrusos, además, advirtieron a la cúpula militar de no romper el acuerdo. Basurin dijo que si se disparaba una bala, sus fuerzas seguirán combatiendo a los soldados gubernamentales.

DZC (AFP, dpa, EFE)

DW recomienda