Ucrania pide entrar en la OTAN y Putin desafía a Occidente | El Mundo | DW | 29.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ucrania pide entrar en la OTAN y Putin desafía a Occidente

Tras acusar a Rusia de "invasión", Ucrania solicitó entrar en la OTAN. Vladimir Putin, por su parte, comparó al Ejército ucraniano con la invasión nazi de la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial.

Se trata de la solicitud de ayuda militar más urgente hasta el momento que Ucrania realiza a las potencias de Occidente, tras acusar a Rusia de enviar soldados que hicieron retroceder a sus tropas en favor de los separatistas. La membresía total de Ucrania en la OTAN es todavía una perspectiva improbable. Pero, al anunciarlo, Kiev busca presionar a Occidente para que encuentre maneras de protegerla.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, dijo que respeta el derecho de Ucrania a buscar alianzas. "Pese a las negativas huecas de Moscú, ahora está claro que los soldados y equipos rusos han cruzado ilegalmente la frontera hacia el este y el sureste de Ucrania", sostuvo. "Esto no es una acción aislada, sino parte de un peligroso patrón de muchos meses para desestabilizar Ucrania como una nación soberana", agregó Rasmussen. Hasta ahora, Occidente ha dejado claro que no va a luchar para proteger a Ucrania y confía en las sanciones económicas, impuestas cuando Rusia anexó Crimea y endurecidas luego.

Putin, desafiante

Por su parte, el presidente ruso Vladimir Putin se mostró más desafiante que nunca y llegó a comparar el movimiento de Kiev para recuperar el control del Este del país en manos de rebeldes con la invasión nazi de la Unión Soviética en la Segunda Guerra Mundial.

Putin anunció que los rebeldes habían tenido éxito en detener las acciones militares de Kiev y propuso que se permitiera la salida de las tropas ucranianas. El mandatario dijo a un grupo de jóvenes reunido a orillas de un lago cerca de Moscú que la anexión de Crimea en marzo era esencial para salvar a una población mayormente rusoparlante de la violencia del Gobierno ucraniano y que el país debe estar preparado para "repeler cualquier agresión en contra de Rusia". Además, Putin describió a ucranianos y rusos como "prácticamente un pueblo", un lenguaje que los ucranianos dicen que menosprecia la existencia de su milenaria nación.

Un nuevo frente

En las últimas 72 horas se ha abierto un nuevo frente de los rebeldes prorrusos y las tropas ucranianas han tenido que salir de un territorio estratégico costero a lo largo del Mar de Azov. Kiev y los países de Occidente dicen que el revés fue el resultado de la llegada de tropas rusas enviadas por Putin para reavivar una rebelión que, de otro modo, estaría desfalleciendo.

Los rebeldes dicen que aceptarían las propuestas de Putin de permitir el retiro de las tropas del Gobierno, siempre que las fuerzas ucranianas depongan las armas. Kiev dijo que solo se había demostrado que los combatientes hacían lo que pedía Moscú. En un gesto simbólico de Polonia, uno de los más abiertos partidarios de Ucrania, Varsovia negó el permiso al ministro de Defensa ruso para sobrevolar su territorio en un viaje a Eslovaquia, forzándolo a volver a Bratislava.

MS (Reuters/dpa/efe)