1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Ucrania homenajea a los caídos en Maidán

Ucrania recordó que el derrocamiento del presidente Víktor Yanukóvich abrió, hace dos años, el camino a la firma del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea (UE). Ejército y rebeldes intercambiaron prisioneros.

"Hoy inclinamos la cabeza ante la memoria de aquellos que entregaron su vida por el futuro europeo de Ucrania, de aquellos que conscientemente se sacrificaron en aras de la opción europea", dijo el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, en un mensaje a la nación.

Subrayó que la rápida firma del Acuerdo de Asociación con la UE fue posible gracias a la "Centuria Celestial", los 104 manifestantes caídos en Kiev y otras ciudades del país durante los enfrentamientos que concluyeron con la huida de Yanukóvich a Rusia.

"Este documento jurídico internacional garantiza la irreversibilidad de nuestra política estratégica de integración en Europa. Y no hay fuerza satánica que pueda devolver el país pasado", recalcó Poroshenko. El jefe del Estado agregó que ya nadie habla de tener a Moscú como referente y "ahora este toponímico se señala en el mapa solamente como una fuente de amenaza militar para Ucrania".

Poroshenko: Hoy inclinamos la cabeza ante la memoria de aquellos que entregaron su vida por el futuro europeo de Ucrania.

Poroshenko: "Hoy inclinamos la cabeza ante la memoria de aquellos que entregaron su vida por el futuro europeo de Ucrania."

"Nunca más"

Poroshenko se reunió con los familiares de los caídos en la revuelta contra Yanukóvich y les prometió que "ningún culpable eludirá el castigo". El mandatario recalcó que "no es por venganza, sino para que nunca más en Ucrania la policía y las fuerzas de seguridad levanten las armas contra su propio pueblo, para que Ucrania sea siempre un Estado democrático".

En su mensaje a la población, el presidente ucraniano informó que se han dictado 18 sentencias condenatorias contra 26 antiguos miembros de las fuerzas policiales y se ven otras 84 causas por los hechos que tuvieron lugar entre noviembre de 2013 y febrero de 2014.

Poroshenko admitió que estas cifras deberían ser más elevadas, pero resaltó la necesidad de que los procesos sean transparentes, "jurídicamente inmaculados", para que nadie los ponga en duda, ni en Ucrania ni en el extranjero. "Disparar contra participantes en manifestaciones pacíficas es un crimen que no prescribe. Los culpables serán castigados, si no hoy, mañana", enfatizó el presidente ucraniano.

"Todos entendemos que Rusia jamás entregará a Yanukóvich (...) y a otros asesinos. Por eso, los juzgaremos en ausencia, pero para ello la Rada Suprema (Parlamento) debe introducir ciertas enmiendas en la legislación", indicó. Además, explicó que, si bien no servirán para encarcelarlos, las condenas en ausencia permitirán confiscar sus bienes.

Poroshenko: Disparar contra participantes en manifestaciones pacíficas es un crimen que no prescribe. Los culpables serán castigados, si no hoy, mañana.

Poroshenko: "Disparar contra participantes en manifestaciones pacíficas es un crimen que no prescribe. Los culpables serán castigados, si no hoy, mañana."

Crisis política e intercambio de prisioneros

El homenaje a los caídos en la revolución del Maidán se produce en medio de una

grave crisis de Gobierno

debido a la ruptura de la coalición parlamentaria en la que se apoya el Gabinete de Ministros encabezado por el primer ministro

Arseni Yatseniuk

y que puede llevar a la convocatoria de elecciones legislativas anticipadas.

Esta misma jornada, el Ejército ucraniano y los rebeldes prorrusos del Este de Ucrania intercambiaron prisioneros de guerra, por primera vez desde octubre de 2015: cuatro soldados ucranianos fueron intercambiados por cinco rebeldes y un sacerdote ortodoxo, en una calle de la localidad de Marinka, en Donetsk.

Los rebeldes de las autoproclamadas repúblicas de Lugansk y Donetsk sugieren que más de 2.000 combatientes y civiles se hallan en manos de las fuerzas gubernamentales. Kiev, por su parte, cifra en 134 el número de soldados y civiles detenidos por los rebeldes.

El acuerdo de paz revisado en febrero de 2015 en Minsk (también llamado Minsk II, tras el fracaso del alcanzado en septiembre de 2014) prevé, entre otras cosas, la liberación de todos los prisioneros. Pero la implementación de este acuerdo avanza apenas lentamente, mientras en el este del país las fuerzas gubernamentales ucranianas y las milicias separatistas prorrusas se acusan con regularidad de violar el alto el fuego acordado .

El conflicto en las regiones ucranianas de Donetsk y Lugansk -ambas fronterizas con Rusia- estalló poco después de la revuelta que derrocó a Yanukóvich y, según los últimos datos de la ONU, ha causado más de 9.000 muertos, entre combatientes y civiles.

RML (efe, afp)

DW recomienda