1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Ucrania: fracaso de tregua inquieta a Berlín

La canciller alemana, Angela Merkel, expresó su inquietud por el fracaso de la tregua en Ucrania. El presidente de ese país instó a Occidente a presionar más a Moscú en lugar de levantar las sanciones impuestas a Rusia.

Este lunes (30.1.2017), durante su visita a Berlín, el presidente de Ucrania, Petró , alertó sobre el recrudecimiento del conflicto en el este de su país entre el Ejército leal a Kiev y los separatistas prorrusos. Sin tapujos, Poroshenko instó a Occidente a presionar más a Moscú con miras a que retorne a la mesa de negociación con "suficiente argumentos” para poder "implementar completamente” el Acuerdo de Minsk. El mandatario ucraniano cree que es necesario sumar más sanciones a las ya impuestas sobre Rusia por el papel que ha jugado en la desintegración territorial de la exrepública soviética.

Ver el video 01:47

Ucrania: vivir en una región en guerra.

Escaramuzas en Ucrania

Por su parte, la canciller de Alemania, Angela Merkel, se mostró preocupada por el fracaso de la tregua entre oficialistas y secesionistas prorrusos en Ucrania Oriental. "Acabamos de enterarnos de que el alto el fuego dejó de estar vigente hace algunas horas y de que hay soldados muertos”, declaró la jefa del Gobierno germano, aludiendo a los reportes de Poroshenko. Según el presidente ucraniano, cinco militares oficialistas murieron este domingo (29.1.2017) y doce resultaron heridos; este 30 de enero murieron dos y cinco más sufrieron lesiones tras los ataques de artillería perpetrados desde núcleos urbanos del Donbás controlados por rebeldes.

Poroshenko criticó a Moscú por no reaccionar ante las demandas de explicaciones de Kiev y de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), encargada de verificar el cumplimiento del alto el fuego sobre el terreno. El presidente ucraniano insistió en que Estados occidentales con capacidad para discutir horizontalmente con Rusia persuadan a su presidente, Vladimir Putin, de propiciar el cumplimiento del Acuerdo de Minsk. Este pacto, sellado entre Kiev y Moscú a principios de 2015 con la mediación de Berlín y París, contempla la normalización de la situación de seguridad en el este de Ucrania.

Berlín promete apoyo a Kiev

A cambio, Kiev se comprometió a concederle mayor autonomía a la región y satisfacer otras exigencias políticas de los insurgentes prorrusos. La consumación del convenio de Minsk lleva meses bloqueado por las diferencias entre ambas partes: Kiev exige de antemano que se avance en el desarme de la zona de conflicto, mientras los rebeldes prorrusos demandan concesiones políticas por adelantado. Poroshenko cree contraproducente el debate actual en torno a las sanciones impuestas sobre Rusia –Estados Unidos quiere derogarlas y en la UE hay países mal dispuestos a prolongarlas– tras haber anexado la península ucraniana de Crimea a su territorio.

En Ucrania "creemos que las sanciones no sólo no deberían retirarse, sino que deberían reforzarse”, dijo Poroshenko en Berlín. Merkel reiteró que, a su juicio, las negociaciones entre Moscú y Kiev con la mediación franco-alemana son "el camino correcto” para lograr la "estabilidad política” y preservar la "integridad territorial” de Ucrania "pese a la persistente resistencia”. Asimismo sostuvo que Alemania hará "todo lo posible” para que el Acuerdo de Minsk salga adelante. La canciller prometió que su país se mantendrá "al lado” de Ucrania, tanto para la resolución de esta crisis política como para afrontar sus problemas económicos, que han derivado en la aplicación de un "difícil programa” del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Merkel aplaudió la puesta en marcha de reformas en Ucrania y se alegró de que la economía siga creciendo en este país de Europa del Esta pese a encontrarse en "tiempos duros".

ERC ( EFE / dpa / AFP )

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema