1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Ucrania: Europa está “entrando en una fase más peligrosa”

Mientras continúan los esfuerzos diplomáticos para solucionar la crisis en Ucrania, el analista político alemán Michael Brzoska advierte que los conflictos se están acercando peligrosamente a Occidente.

Deutsche Welle: Con respecto al conflicto en Ucrania, ¿estamos presenciando el fin de un largo periodo de paz en Europa?

Michael Brzoska: Después del fin de la Guerra Fría, tuvimos la guerra en los Balcanes y en Georgia, pero la guerra en Ucrania es de otra magnitud. Es parte de una confrontación más grande entre Occidente y Rusia. Sí, estamos entrando en una fase más peligrosa en la que no se pueden descartar más guerras en Europa.

Si no se llega a un acuerdo en Minsk este miércoles (11.2.2015) o en las próximas semanas, existe el peligro de que los rebeldes en Ucrania avancen en dirección a Crimea, lo cual sería natural en términos militares y geopolíticos, puesto que actualmente Crimea se encuentra aislada, y tendría sentido contar con una conexión terrestre. Esto desataría una guerra en Ucrania, y no estoy seguro de si Occidente participaría en ella o no, esto quiere decir que podríamos tener una guerra en Europa.

¿Qué nos puede decir del papel que juega la Unión Europea? ¿Es correcta su estrategia?

Michael Brzoska

Michael Brzoska

La Unión Europea (UE) es sobre todo una organización económica. En materia de seguridad y paz, la OTAN es la organización más importante y, a nivel económico, la UE. Este bloque comunitario puede apoyar a Ucrania, pero no es una organización que juegue un papel importante en materia de paz y seguridad en Europa. Aparte de la OTAN está la OSCE, que es una organización más débil, pero podría cobrar importancia en el futuro.

Es la OTAN a la que acuden los países bálticos y Polonia en busca de apoyo, la organización que preocupa a Rusia. La OTAN es la que cuenta. La relación entre Rusia y Occidente es básicamente una entre la OTAN y Rusia.

Promover la paz a través de la democracia y los derechos humanos: ¿ha sido ese el camino correcto?

La democracia y los derechos humanos son muy importantes. No obstante, debemos reconocer que no ha sido provechoso el imponer desde arriba estos valores a gobiernos y sociedades. En el pasado hemos cometido errores en el sentido de que la democracia y los derechos humanos parecieran venir de países extranjeros y no de las sociedades mismas. Debemos enfocarnos más en los procesos internos, apoyarlos desde afuera, pero no imponerlos.

Las sanciones de Occidente perjudican a Rusia, pero no parecen tener efecto sobre la política ucraniana de Putin.

A la economía rusa no le va muy bien, aunque no se debería subestimar el potencial del país. Puesto que posee muchos recursos naturales, no se irá a la quiebra tan pronto.

¿Qué es lo que Rusia quiere realmente?

Los rusos quieren ser respetados como potencia regional. Desde su punto de vista geopolítico, Rusia no solo es un país importante y poderoso, sino que además tiene el derecho a estar rodeado de países amigos, o por lo menos neutrales.

Desde el punto de vista ruso, ¿qué debería incluir un acuerdo sobre Ucrania?

Según declaraciones oficiales de Rusia, Ucrania debería permanecer intacta territorialmente con excepción de Crimea, y Lugansk y Donetsk deberían ser regiones autónomas dentro de Ucrania. Creo que las negociaciones actuales giran en torno a qué significa esta autonomía. Además, los rusos tienen gran interés en que Ucrania no se convierta en un miembro de la OTAN.

Michael Brzoska es el director científico del Instituto de Estudios de Paz y Política de Seguridad (ifsh), una institución de investigación independiente de la Universidad de Hamburgo.