1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Ucrania: el retorno de Yulia

Yulia Timoshenko será probablemente la próxima primera ministra de Ucrania. Luego de contados el 50 por ciento de los votos, Timoshenko va adelante con el 33,31 por ciento de los sufragios.

default

Yulia Timoshenko: ¿nuevamente al poder?

Sobre el pro ruso Partido de las Regiones, de Yanukóvich, recae el 30,64 por ciento y el partido del actual presidente, Víctor Yúshenko, conquistó el 15,56 por ciento. De mantenerse estos resultados, el Gobierno de Ucrania pasará de pro-ruso a pro-occidental.

Timoshenko anunció ya una nueva edición de la coalición de Gobierno con el partido del presidente, Yúshenko. Claves para formar coalición pueden ser los pequeños partidos. Posibles candidatos son el bloque del ex presidente del Parlamento Vladímir Litvin (4,17 por ciento) y los Socialistas (3,19 por ciento). Se excluye una cooperación de las fuerzas pro occidentales con el Partido Comunista (5,08 por ciento).

La rutilante Timoshenko manifestó que se reunirá hoy lunes con Yúshenko para negociar sobre la formación de una coalición de Gobierno. Timoshenko y Yúshenko lideraron a fines de 2004 la “Revolución Naranja”, pero pronto se enemistaron y el presidente despidió en 2005 a la primera ministra tras sólo siete meses en el cargo, en medio de mutuas acusaciones de incapacidad y corrupción. Luego de que los Socialistas se pasaran a la oposición, Yúsheko no tuvo otra alternativa que nombrar al pro ruso Yanukóvich como primer ministro.

La ganadora: Timoshenko

Pero esa constelación, como era de prever, no funcionó. El objetivo de las elecciones parlamentarias adelantadas fue terminar con el bloqueo político consecuencia de la rivalidad entre el jefe de Estado y el jefe de Gobierno. Yanukóvich se había opuesto vehemente en abril a la disolución del Parlamento y el llamado a nuevas elecciones.


Viktor Janukowitsch, Wahlen in der Ukraine

Víctor Yanukóvich: segunda fuerza.

No fue sino luego de meses de forcejeos políticos que convino en disolver el Parlamento y llamar nuevamente a las urnas. Yanukóvich contaba con una victoria de su partido, pero todo parece indicar que el país volverá a los cauces pro occidentales, si bien con una mayoría nuevamente no muy clara. Importante será ahora la actitud que adopte Rusia. Para curarse en salud, Timoshenko ya anunció que aspira a mantener buenas relaciones con los rusos.

De acuerdo con lo pactado entre los partidos de la Revolución Naranja, el Gabinete deberá ser conformado en partes iguales por ministros de ambas agrupaciones políticas. No obstante, en Kiev se cuenta con que, en vistas de la voluntad de hierro y las ansias de poder de Timoshenko, el partido de Yúshenko deberá contentarse con los puestos menos importantes en el Gabinete. Además, Timoshenko hará seguramente todo lo posible para posicionarse bien para las elecciones presidenciales de 2009.

El perdedor: Yúshenko

Wahlen Ukraine Wahllokal in Kiew Viktor Yushchenko an der Wahlurne Präsident Wiktor Juschtschenko

Víctor Yúshenko emitiendo su voto: poco que decir.

Yúshenko se ve ahora en una posición en que no puede decidir mucho. Su partido ha perdido apoyo entre el electorado y en la disputa con Yanukóvich dio su visto bueno a reformas constitucionales que traspasaron importantes poderes del Presidente al Parlamento.

La consecuencia fue que el candidato de Yúshenko al cargo de ministro de Relaciones Exteriores fue rechazado por el Parlamento, sus esfuerzos a favor de un ingreso de Ucrania a la OTAN quedaron empantanados y el Fiscal General no aceptó la destitución de Yanukóvich. Además, Yúshenko no ha logrado el objetivo de ampliar su base parlamentaria con las elecciones anticipadas.

El futuro de Ucrania parece hallarse entonces ahora en mano de una resoluta mujer, muy popular entre vastos sectores de la población, a la que los rusos no le caen muy bien y multimillonaria, que, paradójicamente, le ha declarado la guerra a los “oligarcas”.

DW recomienda