1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Ucrania convoca a reunión del Consejo de Seguridad

Tras el bombardeo de Mariúpol, que dejó al menos veintisiete civiles muertos y cien heridos, el presidente de Ucrania llamó a una reunión extraordinaria del Consejo Nacional de Seguridad para este domingo (25.1.2015).

Petro Poroshenko, presidente de Ucrania.

Petro Poroshenko, presidente de Ucrania.

Aunque el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, condenó a título personal el bombardeo contra una zona periférica del puerto ucraniano de Mariúpol, Rusia bloqueó una declaración del Consejo de Seguridad de la ONU donde se criticaba el ataque indiscriminado que causó la muerte de al menos veintisiete civiles y dejó heridos a otros cien, se instaba a un cese inmediato de la violencia, se exigía la implementación de la tregua acordada en Minsk el 5 de septiembre, y se demandaba una investigación objetiva del fuego sobre Mariúpol, que tuvo lugar este sábado (24.1.2015).

Los militares ucranianos leales al Gobierno central de Kiev y los secesionistas prorrusos se han acusado mutuamente de haber bombardeado esa zona. Los rebeldes dijeron que la maniobra en cuestión era una provocación orquestada por Kiev, asegurando que ellos no poseen proyectiles con el alcance de los cohetes usados en los ataques de este 24 de enero. Está por verse cómo se desarrollarán los acontecimientos y el debate alrededor de ellos. El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, llamó a una reunión extraordinaria del Consejo Nacional de Seguridad para este domingo (25.1.2015).

Por su parte, el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, pidió al Consejo de Seguridad de la ONU la convocatoria de una sesión urgente para discutir sobre la situación en el este del país. En la declaración vetada por Rusia se describía los sucesos como “un incremento significativo y perturbador en los niveles de violencia registrados en el este de Ucrania” y se le reprochaba al dirigente separatista prorruso Alexander Zajárchenko –líder de la autoproclamada República Popular de Donetsk– el haber pregonado el inicio de una ofensiva contra Mariúpol. Las palabras de Zajárchenko fueron descritas como “anuncios irresponsables”.

La misión rusa en la ONU señaló que no había habido acuerdo en torno a la declaración del Consejo de Seguridad porque Gran Bretaña insistió en condenar a las “fuerzas de autodefensa” de los separatistas apoyados por Moscú. Los representantes rusos lamentaron que los miembros occidentales del Consejo de Seguridad nunca hubieran condenado ni las palabras ni las acciones del Gobierno de Kiev.

ERC ( dpa / AP / Reuters )