Ucrania acusa a Moscú de la crisis en el país la víspera de las legislativas | Europa | DW | 25.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Ucrania acusa a Moscú de la crisis en el país la víspera de las legislativas

Doce circunscripciones del este no celebraran mañana las elecciones por el boicot de los independentistas prorrusos. Han convocado para el 2 de noviembre comicios propios.

El primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, acusó hoy a Rusia del derramamiento de sangre y la crisis económica en el país, en el último día de campaña a las elecciones parlamentarias que se celebran mañana domingo. "Debemos recibir una auténtica expresión de la voluntad popular ¿Qué es lo que quiere realmente el pueblo? ¿Una miseria cuasicolonial o la independencia de su país y su prosperidad? ¿La capitulación ante el imperio (ruso) o su propio Estado ucraniano?", se preguntó.

El jefe del Gobierno y líder del Frente Popular aseguró que el derecho a votar libremente le ha costado a Ucrania "muchas víctimas" y que las autoridades garantizarán la seguridad de los votantes y la limpieza de los comicios. "Incluso cuando hay una agresión militar contra Ucrania, cuando se han dedicado ingentes cantidades de dinero y de recursos a la desestabilización del país, organizaremos unas elecciones limpias, al igual que las presidenciales", dijo.

El presidente ruso, Vladimir Putin, quiere frenar el acercamiento de Ucrania a la Unión Europea (UE), señaló Yatseniuk en un debate televisado en Kiev. "Sufriremos mucho tiempo por el trauma que Rusia ha causado", indicó, y pidió que se vote por un futuro "europeo" de Ucrania.

Boicot en el este

Los separatistas prorrusos boicotearán el domingo las elecciones legislativas ucranianas en 15 de las 32 circunscripciones de las regiones orientales de Donetsk y Lugansk, informó hoy la Comisión Electoral. Según la agencia UNIAN, la comisión ni siquiera ha impreso papeletas para esas circunscripciones, que incluyen las mayores de la región. Tampoco podrán votar los ucranianos en las localidades de Gorlovka y Makéevka, dos de los principales bastiones rebeldes en Donetsk; al igual que en Krasnodón, Krasni Luch o Alchevsk, todas en Lugansk.

En total, Kiev garantizará el ejercicio el sufragio en 11 de las 21 circunscripciones de Donetsk (3,3 millones de electores) y en cinco de las 11 de Lugansk (1,7 millones). Los 50.000 efectivos del Ejército y la Guardia Nacional que están desplegados en la zona de conflicto se encargarán de garantizar la votación, mientras en el resto del país más de 100.000 policías se encargarán del orden público durante la jornada del domingo.

Elecciones propias para el Donbás

Sumadas a las 12 circunscripciones de la península de Crimea, territorio anexionado por Rusia en marzo pasado, significa que los ucranianos solo podrán elegir a 423 de los 450 diputados de la Rada Suprema (Legislativo). Los separatistas prorrusos ya anunciaron hace semanas su intención de boicotear las legislativas en los territorios bajo su control, donde han convocado para el 2 de noviembre sus propios comicios para elegir a su líder a los integrantes de sus Soviet Supremos.

El Kremlin aseguró esta semana que reconocerá los resultados de las legislativas ucranianas, pero también defendió la celebración de los comicios en los territorios separatistas, convocatoria que ha sido condenada por Occidente.

En total están llamados a votar unos 36 millones de ciudadanos, que elegirán a los miembros de la Rada Suprema. Se considera favorito al Bloque de Petro Poroshenko, el partido del presidente del país. En Ucrania el primer ministro es designado por el presidente, no por el Parlamento, por lo que lo que está en juego es la base de apoyo con que contará Poroshenko en el Legislativo. Las encuestas predicen que siete de los 29 partidos que compiten en los comicios tienen opciones de superar la barrera del cinco por ciento de los votos para entrar en el Parlamento.

LGC (dpa / EFE)