UBS y Deutsche Bank: nuevas víctimas de la crisis financiera | Economía | DW | 01.04.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

UBS y Deutsche Bank: nuevas víctimas de la crisis financiera

La crisis bancaria internacional se deja sentir en el mercado financiero europeo más de lo supuesto inicialmente. Tanto el banco suizo USB como el Deutsche Bank tendrán millones que depreciar.

default

Josef Ackermann, director del Deutsche Bank, anuncia amortizaciones.

El Deutsche Bank, el principal banco de Alemania, se verá obligado a depreciar en el primer semestre de 2008 nada más y nada menos que 2.500 millones de euros. Créditos y compromisos crediticios como inversores de valores privados y empresas que realizan adquisiciones, relacionados con el mercado inmobiliario al otro lado del Atlántico, han provocado esta situación.

No hace mucho tiempo, el buque insignia de la banca alemana se presentaba como ejemplo de buena gestión que no se deja atrapar por las turbulencias estadounidenses. Pero en las últimas semanas se han deteriorado dramáticamente las condiciones financieras, justificó Josef Ackermann, presidente ejecutivo de la entidad, ante sus inversores.

Y, sin embargo, la noticia no llega por sorpresa. El banco ya había advertido sobre posibles pérdidas, que finalmente podrían incluso hacer peligrar los 8.400 millones de euros en beneficios que, antes de impuestos, el banco espera recaudar a lo largo del presente curso.

Elegante compenetración

Schweiz Banken USA Hypothekenkrise Logo von UBS Bank

UBS es el tercer banco en importancia de toda Europa.

Ackermann ha sabido elegir bien el momento para dar a conocer la mala nueva. “El Deutsche Bank ha preferido aprovechar que el banco suizo UBS anunciaba sus depreciaciones para informar sobre las propias y no desestabilizar el mercado dos veces”, comenta Heino Ruland, analista de FrankfurtFinanz.

Poco antes de que hablase el Deutsche Bank, los suizos de UBS, el primer banco privado en el país centroeuropeo, informaban de que en los tres primeros meses del año esperan pérdidas netas por valor de 7.600 millones de euros (12.000 millones de francos suizos), consecuencia de un volumen de depreciaciones que alcanza los 12.000 millones de euros.

Cambios en UBS

UBS Schweizer Großbank in Krise

Marcel Ospel, presidente administartivo de UBS, no se presentará a la reelección.

Por segunda vez en corto periodo de tiempo, UBS va a necesitar ampliar su capital si quiere esquivar una crisis de liquidez. Cuatro grandes bancos internacionales están llamados a aportar 15.000 millones de francos suizos. Para el negocio con el mercado inmobiliario estadounidense se creará una rama propia, al tiempo que la entidad se esfuerza por reducir su participación en este sector.

También de los dirigentes implicados en las malas cifras quiere librarse UBS: el presidente administrativo Marcel Ospel no se presentará a reelección, y su lugar se prevé que lo ocupe en lo sucesivo Peter Kurer.

Números rojos

El valor de sus acciones refleja también los tiempos difíciles por los que pasa el UBS: en lo que llevamos de 2008, los papeles de este banco han perdido más del 40% de su valor. El año pasado, los suizos cerraron, por primera vez en su historia, el curso en números rojos. La excesiva especulación con créditos inmobiliarios poco fiables en Estados Unidos provocó que este banco, el tercero en importancia de toda Europa, ya tuviera que depreciar en 2007 otros casi 12.000 millones de euros. Ninguna entidad en el Viejo Continente superó la cifra.

El Deutsche Bank, por el contrario, logró pese a todas las dificultades acabar el 2007 con unas ganancias récord de 6.500 millones de euros, enfrentando el primer golpe de la crisis mejor que la mayoría de sus colegas de sector.

DW recomienda