1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Turquía plantea nuevas demandas a la UE

Puesto que la Unión Europea depende de Turquía en la crisis de refugiados, Ankara busca elevar el precio de su ayuda. En la cumbre entre la UE y Turquía ha empezado el “regateo”. Las negociaciones pueden durar mucho.

“Está claro que Turquía es imprescindible para Europa”, dijo el primer ministro turco, Ahmed Davutoglu en referencia a la crisis de refugiados antes de entrar al edificio donde este lunes (07.03.2016) se celebra la cumbre entre la Unión Europea y Turquía. No obstante, dejó abierto si atenderá el deseo de la UE y acogerá a un gran número de refugiados que serán devueltos de Grecia a Turquía.

La UE ha hecho varias concesiones a este país para lograr una cooperación en el marco de la crisis de refugiados y reforzar la protección de las fronteras exteriores del bloque comunitario en el mar Egeo. Previo a la cumbre, Merkel dijo que a Turquía le corresponde un “papel clave” en la lucha contra la “migración ilegal” y en el mejoramiento de las condiciones de vida de los refugiados.

La ruta de los Balcanes permanecerá cerrada

Actualmente unos 35.000 refugiados están varados en Grecia, puesto que no pueden cruzar la frontera con Macedonia. La ruta de los Balcanes rumbo a Austria y Alemania permanecerá cerrada. “La ruta está cerrada. Ahora debemos ser solidarios con Grecia y Turquía”, señaló el presidente francés, François Hollande. Esta medida de Austria y los países balcánicos, que hace poco había sido criticada por Alemania como “unilateral” e “insostenible”, se ha convertido en política oficial de la UE.

Aparte de dinero, Turquía exige del bloque comunitario que acepte acoger a contingentes de refugiados sirios que serán distribuidos entre los países europeos. Según fuentes oficiales turcas, se trata de cerca de 1.000 personas por día, es decir, unas 365.000 al año. No obstante, puesto que la mayoría de los países miembros de la UE rechaza un sistema de distribución de refugiados, hasta ahora el bloque no había accedido a esta propuesta.

“Turquía está más que dispuesta a cooperar con todos. Turquía está dispuesta a convertirse en un miembro de la Unión Europa”, dijo Ahmed Davutoglu y agregó que no solo se trata de hacer política migratoria, sino de mejorar las relaciones de su país con Europa.

Debido al proceder del Gobierno turco contra los kurdos y las violaciones de la libertad de prensa y de expresión, muchos jefes de Gobierno y de Estado europeos ven con ojos críticos la adhesión de Turquía a la UE. No obstante, las críticas al autoritarismo de Ankara en Bruselas han sido muy discretas. Únicamente el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, dijo que había abordado la situación tras la violenta intervención de un periódico crítico con el Gobierno turco, haciendo hincapié en que la libertad de prensa es un “elemento clave de la UE”.

DW recomienda