1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Turquía: partido de Erdogan recupera mayoría absoluta

El gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) de Turquía recuperó hoy la mayoría absoluta en el Parlamento, mientras el partido prokurdo habría perdido 20 escaños en el Parlamento.

Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía.

Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía.

Tras el recuento de la mayor parte de los votos, el AKP habría obtenido más del 50%, que se traduciría en 320 escaños del Parlamento, superando los 276 necesarios para tener mayoría absoluta. La emisora NTV augura incluso una mayoría de dos tercios al partido, que en los últimos comicios de junio había perdido la mayoría absoluta con el 40,9 por ciento de los votos y 258 escaños.

Esa emisora, la NTV, señala además que el grupo de izquierda y prokurdo Partido Democrático del Pueblo (HDP) no habría conseguido superar el mínimo del 10% que se exige para ingresar en el Parlamento.

En las elecciones de junio, el AKP perdió por primera vez desde su llegada al poder en 2002 la mayoría absoluta que tenía en la cámara, algo que se atribuyó a la entrada del HDP en el recinto. Los datos le otorgan en torno al 25% de los votos al opositor Partido Republicano del Pueblo (CHP), de centro izquierda, un resultado similar al de junio, mientras que el Partido de Acción Nacionalista (MHP), de extrema derecha, rondaría el 12% de los apoyos, por debajo del 16,3% de junio.

Las encuestas no habían pronosticado una mayoría absoluta para el AKP, que de confirmarse podría gobernar en solitario, algo que vería como un triunfo personal del presidente Recep Tayyip Erdogan.

Tras la pérdida de la mayoría absoluta del AKP en las elecciones de junio, fracasaron las conversaciones para formar un gobierno de coalición, por lo que Erdogan decidió convocar nuevos comicios en un intento por recuperarla. La oposición lo acusa de evitar a propósito la formación de gobierno para forzar una nueva convocatoria electoral, la segunda en menos de cinco meses. Erdogan pretende introducir un sistema presidencialista en el país y para ello necesita el apoyo del 60 por ciento de los 550 escaños del Parlamento.

Unos 54 millones de ciudadanos estaban llamados a las urnas para elegir el nuevo Parlamento. El resultado de las elecciones es de gran relevancia para la Unión Europea (UE). Turquía es el principal país de tránsito de los refugiados que llegan a Europa, entre otras cuestiones. La jornada electoral transcurrió con normalidad, sin que se reportaran graves atentados o combates.

Atentados, muerte y persecución

La campaña electoral estuvo en esta ocasión ensombrecida por la violencia y el conflicto reanudado entre el gobierno y el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), después de que en julio se diera por roto un alto el fuego entre las partes. Aun así, el PKK anunció el mes pasado la suspensión de sus ataques hasta la cita electoral.

Tras las elecciones de junio, Turquía también ha sido escenario de atentados que se han atribuido a la milicia terrorista Estado Islámico. El más grave ocurrió el 10 de octubre en la capital Ankara, donde murieron más de 100 personas durante una manifestación pacifista y prokurda. La fiscalía acusó al EI, que sin embargo no se atribuyó la autoría.

Días antes de los comicios, una operación contra los medios de comunicación críticos con el gobierno desató también las preocupaciones de los activistas defensores de los derechos humanos.

JOV (dpa, n-tv)

DW recomienda