Turquía no suspenderá diálogos con el PKK, pese a ataque | El Mundo | DW | 25.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Turquía no suspenderá diálogos con el PKK, pese a ataque

Tres militares turcos fueron asesinados en Yüksekova, en un acto que podría estar vinculado a la crisis que se vive en Kobane.

El gobierno de Turquía anunció este sábado (25.10.2014) que no suspenderá el proceso de paz que lleva adelante con la guerrilla kurda, a pesar del asesinato de tres militares en la ciudad de Yükseova, en el extremo sureste del país, en la provincia de Hakkari. El Estado Mayor del Ejército acusó del ataque a una “organización terrorista separatista”, término usado habitualmente para referirse a la guerrilla kurda.

“Continúa nuestra actitud decidida en el proceso de paz” con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), aseguró el primer ministro, Ahmet Davutoglu (en la foto), durante una rueda de prensa. La autoridad calificó el crimen como “sanguinario y canalla”, y añadió que “estamos inmersos en un gran esfuerzo para averiguar quiénes son los responsables”, sin atribuir el atentado de forma directa al PKK. Los atacantes huyeron del lugar, pero las fuerzas de seguridad realizan operativos para dar con ellos.

El ataque ocurrió en la mañana, cuando dos personas enmascaradas se acercaron por la espalda a dos oficiales y a un soldado raso en una calle céntrica de la ciudad, y les dispararon en la cabeza. Los militares vestían de civil y habían llegado desde un cuartel cercano para realizar compras en la ciudad. Yüksekova fue escenario habitual de combates entre el Ejército y la guerrilla kurda hasta el alto el fuego proclamado en marzo de 2013.

Turquía siempre ha ayudado a Kobane

En su discurso, Davutoglu vinculó el atentado a las tensiones en Turquía suscitadas entre el gobierno y grandes sectores de la izquierda kurda por el asedio del grupo yihadista Estado Islámico (EI) a la ciudad kurda de Kobane en Siria. “Invito a todo nuestro pueblo a oponerse a este ataque de forma unida, como una sola persona”, pidió el primer ministro, quien sostuvo que no habría “concesiones al terror” durante el proceso de paz.

Varios portavoces del PKK habían advertido de que el proceso de paz se iría al traste ante una eventual caída de Kobane en manos de los yihadistas, que achacan a la pasividad de Turquía o incluso a un supuesto respaldo secreto de Ankara al EI. Sobre ello, el primer ministro dijo que su país “siempre ha dado facilidades a quienes quieren ayudar a Kobane, exceptuando a los elementos terroristas”.

DZC (EFE, AFP)