1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Turquía libera a la periodista Hatice Kamer

Las autoridades turcas dejaron en libertad a Hatice Kamer, una de las dos periodistas detenidas el sábado (26.11.2016) mientras cubrían el accidente en una mina de cobre en la región de Siirt, en el sureste del país.

WDR-Reporterin Hatice Kamer (picture-alliance/dpa/WDR/H. Kamer)

Hatice Kamer, periodista de BBC Türkce y de la radiodifusora pública alemana WDR.

La periodista , fue dejada en libertad este domingo (27.11.2016), un día después de haber sido arrestada en el sureste de Turquía junto a la comunicadora Khajijan Farqin, del servicio kurdo de la radioemisora estadounidense VOA.

Ambas cubrían el accidente en una mina de cobre en la región de Siirt cuando fueron detenidas sin que se dieran a conocer los motivos. La mina en cuestión se derrumbó el pasado 17 de noviembre. Dieciséis mineros quedaron sepultados. Los equipos de rescate recuperaron diez cadáveres y continúan buscando al resto.

Kamer fue detenida en el pueblo de Sirvan y Farqin, en Diyarbakir. Al ser entrevistada por WDR tras su liberación, Kamer dejó saber que el Gobierno planeaba acusarla de apoyar al proscrito Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) en el marco de sus reportajes. Kamer niega que haya evidencia de ello.

La VOA informó que Farqin fue arrestada en un punto de control cuando se dirigía a la mina. Su familia declaró que no ha podido hablar con ella porque, bajo el estado de emergencia impuesto tras el fallido golpe de estado (15.7.2016), los detenidos no pueden contactar a un abogado durante los primeros cinco días de arresto.

Según la Plataforma para el Periodismo Independiente en Turquía, 125 periodistas permanecen en prisión preventiva y 3.000 profesionales del sector de la comunicación han sido despedidos. El Gobierno han cerrado 160 medios de comunicación. El pasado jueves (24.11.2016), el Parlamento Europeo condenó esas acciones.

"firmemente” la purga impulsada por las autoridades turcas, que no sólo ha afectado a la prensa, sino también a la judicatura y a las Fuerzas Armadas.

ERC ( EFE / dpa / AP )

DW recomienda