1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Turquía: futbolista condenado por “propaganda terrorista”

En Turquía, el futbolista turco-alemán Deniz Naki, acusado de hacer "propaganda terrorista", fue condenado a un año, seis meses y 22 días de prisión en suspenso. Su abogado, Soran Haldi Mizrak, consideró "arbitraria" la decisión, que revoca la absolución que el jugador había recibido en la anterior instancia de la Justicia turca. Naki, que juega actualmente en el Amedspor de la tercera división de Turquía, fue sentenciado por un tribunal de la ciudad turca de Diyarbakir. En principio, el jugador no irá a prisión, pero pesarán sobre él cinco años de libertad condicional en los que cualquier irregularidad podría derivar en su detención.

Naki, de 27 años, había sido absuelto en noviembre de 2016 de los cargos que se le abrieron por una serie de mensajes en las redes sociales que presuntamente contenían propaganda a favor de la organización PKK (el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán). Sin embargo, la Fiscalía apeló la medida y el mismo tribunal que lo absolvió decidió ahora condenarlo. "Voy a seguir abriendo la boca mientras vea personas con necesidades", fue citado Naki hoy por el diario alemán "Bild". Naki nació en Alemania y posee la doble ciudadanía turco-alemana.

Antes de recalar en el fútbol turco jugó en clubes alemanes como el St. Pauli y el Paderborn. "Deseamos a Deniz toda la fuerza necesaria en su compromiso por la libertad y la humanidad", dijo hoy el presidente del St. Pauli, Oke Göttlich.  En Turquía, Naki jugó en la máxima categoría con el Genclerbirligi antes de unirse al Amedspor. En 2016, el jugador había sido sancionado 12 partidos por la Federación Turca de Fútbol por "propaganda ideológica" tras una victoria ante el Bursaspor en la Copa de Turquía. El Amedspor tiene base en Diyarbakir, una ciudad de mayoría kurda en el sureste de Turquía.

El Gobierno turco lleva a cabo una ofensiva militar contra el PKK en el sureste del país y a menudo se decretan toques de queda por los que sobre todo sufre la población civil. (dpa)