Turquía: detienen a otro diputado prokurdo | El Mundo | DW | 07.11.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Turquía: detienen a otro diputado prokurdo

Con la captura de Nihat Akdogan, que era buscado por las autoridades, ya son 15 los parlamentarios del Partido Democrático de los Pueblos privados de libertad.

El viceprimer ministro de Turquía, Numan Kurtulmus (en la foto), informó este lunes (07.11.2016) que otro diputado del prokurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP) fue arrestado, por lo que ya son 15 los parlamentarios de esa tienda política que se encuentran a disposición de la Justicia. Kurtulmus defendió las detenciones y aseguró que se trata de "un proceso ciento por ciento legítimo” de la Justicia en el que la política no puede inmiscuirse.

El diputado Nihat Akdogan fue detenido por la Policía en su circunscripción electoral, Hakkari, en el sureste de Turquía. Sobre Akdogan pesaba una orden de detención desde el pasado viernes, el mismo día en que otros nueve legisladores del HDP fueron apresados. Las detenciones se producen dentro de una investigación sobre supuestos vínculos del partido con el grupo armado Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), pese a que el HDP siempre ha defendido la vía pacífica.

Entre los detenidos están los dos presidentes del partido, Selahattin Demirtas y Figen Yüksekdag, que fueron enviados a prisión provisional junto a otros siete parlamentarios. Tres diputados fueron puestos en libertad condicional y todavía se busca a otros dos, Faysal Sariyildiz y Tugba Hezer Ozturk, quienes se encuentran en el extranjero y ya han asegurado que no pretenden volver a Turquía.

Piden presión a Alemania

Por otro lado, el presidente alemán, Joachim Gauck, recibió al exdirector del diario opositor turco Cumhuriyet, Can Dündar, en un momento de fuerte tensión entre Berlín y Ankara por las detenciones de opositores y periodistas críticos con el Gobierno del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. Dündar, condenado en su país y exiliado desde hace unos meses en Alemania, estampó su firma en el libro de honor de lo que, en la dedicatoria, calificó como "palacio de la libertad”.

En tanto, numerosas instituciones culturales alemanas enviaron una carta abierta a la canciller Angela Merkel para solicitarle que medie para lograr la liberación inmediata de intelectuales que permanecen encarcelados en Turquía. "Conminamos encarecidamente al Gobierno alemán para que presione lo antes posible ante este desarrollo desolador que se está dando en Turquía”, dice la misiva en uno de sus párrafos.

Entre los firmantes del escrito se encuentran, entre otros, la Academia de las Artes de Berlín, la Asociación Alemana de Comercio del Libro y la Feria del Libro de Fráncfort.

DZC (dpa, EFE)

DW recomienda