1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Turquía despliega tanques y artillería en frontera con Irak

La operación tiene como objetivo a milicianos kurdos, aunque el ministro de Defensa turco se refirió también a la ofensiva en Mosul.

El ministro de Defensa de Turquía, Fikri Isik, confirmó este martes (01.11.2016) que las fuerzas armadas del país desplegaron tanques, artillería, blindados y otra clase de pertrechos militares cerca de la ciudad de Silopi, fronteriza con Irak y ubicada a 150 kilómetros de Mosul, para estar preparados para "cualquier escenario”. La autoridad aludió a la presencia de guerrilleros del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) como razón principal.

Sin embargo, Turquía ha manifestado su intención de participar en la ofensiva que las fuerzas armadas de Irak y milicianos aliados lanzaron sobre Mosul, plaza fuerte de Estado Islámico en Irak. "Están sucediendo cosas importantes en nuestra región. Por una parte hay una lucha contra el terrorismo dentro de nuestras fronteras y por la otra hay desarrollos importantes al otro lado de la frontera”, sostuvo Isik ante la prensa.

Sin ir más lejos, en la región iraquí de Bashika, cerca de Mosul, se encuentran desplegados soldados turcos. La presencia de estos uniformados es un punto de fricción entre Bagdad y Ankara. El Gobierno de Irak exige su retirada y ha manifestado su malestar por la presencia de instructores que han entrenado a combatientes peshmerga, del Kurdistán iraquí, y quienes se han convertido en una de las unidades armadas más potentes de la región.

Delgada línea roja

Las televisiones turcas han mostrado imágenes de convoyes de vehículos transportando tanques y material bélico desde las provincias de Ankara y Cankiri a la región suroriental de Silopi. El ministro de Defensa turco también habló de una "línea roja” que Turquía espera que se respete, en relación a un posible cambio en la estructura demográfica de Mosul, una ciudad sunita en la que combaten también milicianos chiitas vinculados con Irán.

"Si se pasa esa línea roja, Turquía hará lo que sea necesario”, advirtió el ministro. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ya dijo el pasado sábado que su país pretendía reforzar el despliegue de sus tropas en Silopi y amenazó con responder a las milicias chiíes si causaban daños a civiles en la ciudad iraquí de Tal Afar. "Turquía no va a permitir que elementos extranjeros y organizaciones terroristas ganen terreno en la región aprovechando la operación de Mosul”, concluyó el ministro Isik.

DZC (EFE, dpa)

DW recomienda