1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciudades y Rutas

Turistas en Alemania: ¿quiénes son, qué buscan?

La Selva Negra, Baviera, Berlín. Alemania está experimentando un auge como destino turístico. Cada vez visita más gente el país. Sin embargo, en algunas regiones está decreciendo el número de turistas.

Besucher gehen am Samstag (17.09.2011) auf dem Oktoberfest in München (Oberbayern) am Riesenrad vorbei. Das 178. Münchner Oktoberfest lockt bis zum 03. Oktober 2011 Besucher aus aller Welt in die bayerische Landeshauptstadt. Foto: Andreas Gebert dpa/lby

Oktoberfest en Múnich

Los encantos de la Selva Negra: el hotel Hofgut Sternen, con sus balcones de madera y sus jardineras en la entrada al valle Höllental en la cercanía de Friburgo, está situado en un lugar idílico. Hace aproximadamente 200 años el famoso escritor y poeta alemán Johann Wolfgang von Goethe caminaba por la romántica garganta de Ravena y disfrutaba de estos paisajes. Pero hoy en día son otros los que vienen a este hotel y pasan la noche en la “habitación del cuco” o en la “suite invernadero”. Se trata de turistas de Países Bajos, Estados Unidos y, cada vez más, de la India.

¿Qué dicen los pronósticos?

Bildbeschreibung: Uhrenfassade des Kuckucksnests beim Hofgut Sternen, Höllental Credit: Hofgut Sternen GmbH & Co. KG zugeliefert von Tobias Köberlein Naugarder Straße 36 10409 Berlin Tel: 030 544 68 644 Mobil: 0151 240 59 464

El hotel Hofgut Sternen situado en la Selva Negra.

Con sus relojes de cuco y sus paisajes deslumbrantes, la Selva Negra forma parte de las destinaciones turísticas alemanas más conocidas en el mundo. También la capital alemana, Berlín, registra cada año nuevos récords de visitantes. De igual manera, muchas de las regiones situadas entre los Alpes y el Mar del Norte, atraen cada vez más turistas.

Las cifras recién presentadas en la Feria Internacional de Turismo (ITB) en Berlín muestran que en Alemania se registraron en 2011 alrededor de casi 64 millones de pernoctaciones de extranjeros, lo que representa un incremento de un seis por ciento en comparación con 2010. Para 2020, la Central Alemana de Turismo (DZT) pronostica un aumento a 80 millones de pernoctaciones.

Más de un cuarto de los turistas que vienen a la Selva Negra son extranjeros, una cifra no registrada en ninguna otra región del país. Tradicionalmente, los visitantes son suizos, holandeses, franceses y americanos. Sin embargo: “En los últimos años han estado llegando turistas de Asia”, dice Thorsten Rudolph, de la asociación turística de la Alta Selva Negra. Pero estos no parecen permanecer mucho tiempo en la región. Después de una corta excursión a lo largo del lago situado en la ciudad de Titisee-Neustadt, los chinos e hindúes normalmente ya están en camino a la próxima curiosidad turística.

Berlin Tourismus vom Ausflugsboot aus © fhmedien_de #25595870 Beliebteste Sehenswürdigkeiten Deutschlands Berlin Fernsehturm Museumsinsel Alex

Las grandes ciudades como Berlín están entre las destinaciones preferidas.

El problema es cómo llegar

Además de la Selva Negra, los visitantes asiáticos también aprecian el Estado federado de Baviera y las grandes ciudades como Hamburgo, Berlín y Colonia. A los holandeses y escandinavos les gusta, en cambio, ir al Mar Báltico y a la plataforma de lagos de Mecklemburgo, situada en el noreste del país.

No obstante, el número de turistas extranjeros en regiones rurales ha disminuido. En el Estado federado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental la cifra de noches reservadas bajó un 5,8 por ciento en 2011. Según el presidente del la asociación turística del Estado federado, Jürgen Seidel, esto se debe a las insuficientes vías de acceso a la región. “Existe un gran déficit, sobre todo en lo referente a la conexión con aeropuertos internacionales”, dice Seidel.

Observar e ir de compras

En las regiones rurales de Estados federados como Mecklemburgo-Pomerania Occidental o Schleswig Holstein no hay ni aeropuertos internacionales ni estaciones para los trenes de alta velocidad, ICE. Pero también falta otra cosa: sitios donde ir de compras. “Lo que más les gusta a los turistas extranjeros, cuando vienen a Alemania, es la combinación de ver las atracciones del país e ir de compras”, dice Tatjana Thimm, profesora de turismo de la Escuela Superior de Tecnología, Economía y Diseño en la ciudad alemana de Constanza y explica que por eso que los visitantes se concentran a menudo en las grandes ciudades.

Los turistas extranjeros gastaron en 2010 alrededor de 36,6 millones de euros durantes su estadía en Alemania. Por ello, las asociaciones de turismo quieren también atraer al país a asiáticos de clase media y alta: “China y India y representan los mayores mercados de crecimiento para Alemania”, dice Petra Hedorfer, presidenta de DZT. En países como Brasil, Rusia, India o China, viajar a Alemania incluso se ha convertido en un símbolo de categoría social.

Comiendo curry en la Selva Negra

Ein bunter Sonnenschirm steht am Dienstag (23.06.2009) am Strand von Laboe an der Ostsee hinter einer Düne. Am Mittwoch wird es in Hamburg und Schleswig-Holstein nach Auflösung lokaler Frühnebelfelder strahlend sonnig. Tagsüber ist es häufig sogar wolkenlos, es bilden sich höchstens ein paar harmlose Quellwolken. Die Temperaturen steigen an der Ostsee auf 19, sonst bis maximal 25 Grad. Foto: Angelika Warmuth dpa/lno +++(c) dpa - Report+++

En algunas regiones rurales ha disminuido el número de turistas.

También en la Selva Negra se ha reconocido este potencial: “Estamos laborando en India, China Tailandia y Vietnam”, dice Rudoph. Jürgen Drubba y sus tres hermanos, quienes gestionan el hotel Hofgut Sternen, han estado estableciendo contactos en la India desde la década de1990.

Para que los hindúes no tengan que desistir de su salsa curry, Drubba emplea a un cocinero hindú durante la temporada alta de viajes entre abril y junio. Además, la familia Drubba les ofrece a los turistas relojes de cuco y otros artículos en su propia tienda de souvenires. De esa manera, los recuerdos de los viajeros se dispersan por muchos países, e incluso, llegan a la India.

Autor: Tobias Köberlein/Gabriel Domínguez

Editora: Rosa Muñoz Lima

DW recomienda