1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Turba intenta obstaculizar negociaciones en Burkina Faso

Representantes de los militares y políticos opositores buscan encontrar una salida a la crisis suscitada por el golpe de Estado del pasado miércoles.

Un grupo de personas que apoya el golpe de Estado en Burkina Faso irrumpió este domingo (20.09.2015) en el hotel Laico Ouaga 2000, en la capital Ouagadougou, donde se realizan las negociaciones para que el poder vuelva a manos de un gobierno civil interino, y atacaron a los representantes que llegaban al encuentro, informaron testigos. Asimismo, se produjeron enfrentamientos entre quienes exigen el retorno del depuesto presidente Michel Kafando y grupos que respaldan el alzamiento militar.

“Invadieron el hotel, fue muy violento”, dijo a la agencia Reuters un testigo. “Atacaron a miembros de la oposición cuando estos llegaron. Uno tuvo que ser rescatado de la masa por las fuerzas de seguridad”, añadió. Muchas de las personas que protestaban eran miembros del Congreso para la Democracia y el Progreso, un partido que apoyaba al expresidente Blaise Compaore, quien fue sacado del poder en un levantamiento popular en 2014 tras permanecer 27 años en el poder.

Algunos de los manifestantes portaban carteles dando su total respaldo a la junta militar encabezada por la guardia presidencial, que lanzó la asonada el pasado miércoles 16 de septiembre, rompiendo el período de transición que debía terminar el 11 de octubre, con la realización de las elecciones. Ese día, las fuerzas de elite arrestaron al presidente Kafando y al primer ministro.

Golpistas protegiendo a opositores

Las negociaciones se extendieron hasta entrada la noche del sábado, por lo que las partes decidieron entregar los resultados de sus conversaciones este domingo. En la tensión de la espera, los grupos comenzaron a enfrentarse. “No a Diendere, no a la ley militar”, gritaban algunos opositores al gobernante golpista, el general Gilbert Diendere. En un giro insólito, militares alzados fueron los que protegieron a los negociadores opositores que eran agredidos por la turba.

El presidente de Benin, Thomas Boni Yayi, quien media en la crisis en representación del bloque económico ECOWAS (Comunidad Económica de Estados de África Occidental), dijo el sábado que las conversaciones debían terminar con el retorno al poder del presidente Michel Kafando, líder del régimen interino. Al menos 10 personas han muerto y más de 100 han resultado heridas luego de que miles de personas salieran a las calles para manifestar su repudio al golpe.

DZC (Reuters, AP)