1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Tsipras visita Roma y asume discurso más conciliador

El primer ministro griego dijo que ya había demasiadas grietas en Europa como para generar otras nuevas. Plan heleno para canjear la deuda fue recibido con frialdad.

En su gira por Europa en busca de apoyos, el primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, llegó este martes (03.02.2015) a Roma, donde se reunió con su par Matteo Renzi. Tras el encuentro, Tsipras se mostró más conciliador al señalar que “ya hay demasiadas grietas en Europa como para crear nuevas”, por lo que buscará llegar a acuerdos con sus vecinos europeos. “Estamos abiertos a sugerencias de nuestros socios”, apuntó.

Añadió que su gobierno buscará implementar reformas estructurales en la economía y mantener el déficit público bajo control, asegurando que su mandato buscará “el camino lógico contra lo absurdo de programas (de austeridad) que claramente han revelado su fracaso”, y que Grecia necesita salir de un círculo vicioso de tener que contraer nuevas deudas para hacer frente a las viejas.

Renzi, en tanto, aseguró que Roma quería ayudar a Roma, pero que eso no significa que se le extienda un cheque en blanco al gobierno de Tsipras, al tiempo que reconocía no haber discutido ideas concretas sobre la reestructuración de la deuda. “Queremos darle una mano a Grecia, aunque no siempre vayamos a darles la razón”, apuntó Renzi. “Estoy fuertemente convencido de que se dan las condiciones para alcanzar un punto de acuerdo entre Atenas y las instituciones europeas”, agregó.

Base legal de la troika

Previamente, el ministro de Finanzas griego, Gianis Varoufakis, visitó a su colega italiano Pier Carlo Padoan. Grecia ha dejado de hablar de una quita de la deuda y ha comenzado a trabajar la idea de amarrar el pago a la tasa de crecimiento que experimente el país. Además, el gobierno se propone combatir la evasión fiscal y hacer pagar más impuestos a los griegos de mayores ingresos. Para Varoufakis, ésa es una forma inteligente de afrontar este problema.

Sin embargo, la propuesta de canjear deuda gubernamental por bonos con pagos de intereses ligados al crecimiento económico tuvo una fría recepción entre funcionarios de la zona euro. “Necesitamos más detalles, pero las primeras reacciones son más bien escépticas”, dijo uno de ellos, citado por la agencia Reuters. Esta opinión fue secundada por otras fuentes anónimas mencionadas por la misma Reuters.

Por su parte, la canciller Angela Merkel dijo en un encuentro con parlamentarios alemanes que la idea griega de no aceptar como interlocutor a la troika de acreedores (Banco Central Europeo, Fondo Monetario Internacional y Comisión Europea) no tiene mucho futuro. “Merkel quiere indicar claramente que hay base legal para la ‘troika' en el tratado MEE (Mecanismo Europeo de Estabilidad), que no puede ser abandonado si se quiere mantener el programa”, dijo un parlamentario, que pidió no ser citado.

DZC (dpa, Reuters, EFE)

DW recomienda