1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Tsipras convoca un referéndum sobre la oferta de los acreedores

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha convocado, para el domingo de la próxima semana, un referéndum sobre la oferta de acuerdo de los acreedores.

"La consulta se realizará el domingo 5 de julio" y la pregunta será "si" o "no" a las últimas propuestas de los acreedores, dijo Tsipras pasada la medianoche, en un mensaje televisado tras una reunión urgente del Consejo de Ministros.

El primer ministro aseguró que respetará cualquiera que sea la voluntad del pueblo y añadió que mañana enviará a las instituciones europeas una carta en la que solicitará un aplazamiento de "unos días" de la actual prórroga del rescate que vence el próximo martes 30 de junio, para que los ciudadanos puedan decidir. "Quiero que en esta cuestión respondan con orgullo y responsabilidad", dijo Tsipras quien añadió que "Grecia necesita enviar un mensaje de democracia hacia Europa".

El primer ministro aseguró que ya ha informado de esta decisión a la canciller alemana, Angela Merkel, al presidente francés, Francoçois Hollande, y al gobernador del Banco Central Europeo, Mario Draghi.

Para este sábado (27.06.2015) a las doce hora local (09.00 GMT) se ha convocado una reunión extraordinaria del Parlamento, que deberá votar la solicitud de referéndum, y para la misma jornada está prevista una reunión entre el vice primer ministro, Yannis Dragasakis, el viceministro de Relaciones Internacionales Económicas, Euclidis Tsakalotos, y Draghi.

Prórroga a cambio de medidas

Tsipras hizo este anuncio tras una reunión del gabinete ministerial convocada esta noche de viernes para informar sobre la oferta de prórroga del rescate de cinco meses propuesta por las instituciones acreedoras (Comisión Europea, Banco Central Europeo, Fondo Monetario Internacional). La prórroga iba acompañada de un programa de medidas que entre otras cosas exigía, como señaló Tsipras, "más recortes en el sector público y aumentos del IVA en los alimentos y las islas".

A cambio, los acreedores proponían a Grecia extender el segundo rescate con unos 15.500 millones de euros que le permitiesen hacer frente a sus inminentes obligaciones financieras con el FMI y el BCE. En concreto, Grecia podría contar con unos 12.000 millones de euros, de los que 1.800 millones de euros provendrían del fondo de rescate de la eurozona, otros 1.800 millones de los beneficios de los bonos griegos y unos 8.700 millones de euros de la reserva de la eurozona para la recapitalización de la banca griega. Además, el FMI desembolsaría unos 3.500 millones de euros.

El Gobierno griego había adelantado que rechazaba tal prórroga por considerar que exige adoptar "nuevas medidas que provocarían una fuerte recesión" como condición para lograr una financiación "completamente insuficiente". Si el Gobierno y el Parlamento aprobaran esta propuesta, "los ciudadanos y los mercados entenderían que se acerca un periodo de cinco meses de recesión, lo que conduciría a otra negociación en condiciones de crisis", señaló el Ejecutivo.

Varios representantes del Gobierno, entre ellos el ministro de Estado, Nikos Pappás -mano derecha de Tsipras-, así como el titular de Energía, Panayotis Lafazonis, se mostraron confiados en que el pueblo votará con "un rotundo 'no'".

RML (efe, afp, reuters)

DW recomienda