1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Tsipras, bajo presión en Grecia tras el acuerdo

Alexis Tsipras regresó a Atenas, donde deberá enfrentar a un electorado desilusionado y a una clase política dividida. Las reacciones al acuerdo no eran exactamente elogiosas.

Cientos de empleados públicos griegos se manifestaron en la noche de hoy (13.07.2015) frente al Parlamento en Atenas para rechazar la política de ajuste contemplada en el nuevo acuerdo del Gobierno con los acreedores. Los manifestantes pidieron al primer ministro, Alexis Tsipras, y a los partidos que no aprueben el primer paquete de medidas acordado, que debe ser sometido a votación en el Parlamento. "No más austeridad", era su consigna.

Por su parte, el sindicato de empleados públicos (ADEDY) convocó una huelga nacional para el día en que el Parlamento se reúna para aprobar el paquete de medidas de ahorro, que se estima será el miércoles, según apuntaron medios locales. El paro de 24 horas, el primero que los sindicatos de trabajadores públicos convocan bajo el Gobierno del izquierdista Syriza, se lleva a cabo porque el pacto incluye una reforma de las pensiones, un aumento de los impuestos directos e indirectos y de las cotizaciones a la Seguridad Social, entre otras medidas.

Para mañana martes, ADEDY ha llamado a sus afiliados a convocar asambleas generales y les ha instado a ocupar los edificios públicos en señal de protesta. "Pocos días después del referéndum del 5 de julio, en que el 62 por ciento de griegos votó "no" a las nuevas medidas, nos encontramos igual que si el referéndum no se hubiese celebrado", señaló el sindicato de funcionarios locales, pertenecientes a ADEDY, en un comunicado.

Reforma de gabinete

Según medios locales,Tsipras evalúa hacer una amplia reforma de gabinete en respuesta al anuncio de numerosos diputados de su agrupación, Syriza, de que votarían en contra de las nuevas medidas de ajuste. Entre las carteras a redefinir estarían el Ministerio de Energía, actualmente en manos de Panagiotis Lafanzanis, y de Asuntos Sociales, encabezado por Dimitris Stratoulis. Estos dos ministros son considerados líderes del ala de izquierda de la actual coalición de Gobierno liderada por Syriza.

Por otro lado, los bancos griegos permanecerán cerrados al menos hasta el miércoles, según estableció hoy un decreto firmado por el viceministro de Finanzas, Dimitris Mardas. Los controles de capital fueron adoptados la semana pasada por el Gobierno griego ante la falta de liquidez. Las autoridades establecieron que los griegos pueden retirar como máximo 60 euros por día de sus cuentas. Las transferencias de dinero al exterior solo son posibles con una autorización del Banco Central y el Ministerio de Finanzas.

MS (efe/dpa)