1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Tsipras, a la búsqueda de aliados

El primer ministro griego Alexis Tsipras quiere formar una amplia coalición europea contra la austeridad. Aunque la idea despierte simpatías en algunos países, no le va a resultar sencillo.

Alexis Tsipras es consciente de que no puede renegociar la deuda griega él solo. En respuesta a las recientes advertencias del ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, de que no se iba a dejar chantajear, el portavoz griego Gabriel Sakellaridis dijo el viernes (30.01.2015) que las negociaciones no conciernen únicamente a Grecia o a Alemania, sino a "Europa en su conjunto". Después de que el ministro de Finanzas Yanis Varoufakis suspendiera ese mismo día la cooperación con los inspectores de la troika formada por la UE, el FMI y el BCE, provocando gran revuelo en todo el mundo, el primer ministro Tsipras se mostró conciliador y manifestó que quería "una solución satisfactoria por igual tanto para Grecia como para Europa".

Tras reunirse el domingo en París con su homólogo francés, Michel Sapin, Varoufakis dijo explícitamente estar en contra de que haya conflicto de intereses alguno entre los países en crisis del sur de Europa y los del norte. Durante las negociaciones, asegura, Atenas habría de sentarse con París y Berlín en el mismo lado de la mesa. En el opuesto está "el problema común". Y en ese sentido, le gustaría también reunirse con el ministro de Finanzas alemán Schäuble, aclara. Durante la campaña electoral el tono era muy diferente: un gobierno de izquierda debería "romper el memorando de austeridad" y rechazar "los recortes de Berlín", declaraban los líderes políticos de Syriza. Todavía se lee en el periódico ateniense To Vima del domingo: "Tsipras en guerra contra Merkel y la Europa conservadora", donde se pronostica una "ruptura del compromiso".

La vista puesta en Francia e Italia

Como socios potenciales para su proyectada alianza contra la austeridad, el primer ministro Tsipras contempla sobre todo a Francia y a Italia. Algo que ha confirmado Nikos Pappas, ministro de Estado y el confidente más cercano de Tsipras, al canal de televisión ateniense Mega, en el que anunció la próxima visita del nuevo primer ministro a Chipre, Italia y Francia. "Vamos a aprovechar todas las oportunidades para hacer contactos y establecer alianzas", añadió, en una estrategia que, según él, dará frutos pronto.

Tsipras confía principalmente en lograr una alianza con el presidente francés, François Hollande, según afirma la periodista Dimitra Kroustalli en el diario To Vima. Este se encuentra bajo tanta presión por parte de la populista Marine Le Pen, que le sería imposible rechazar una solución de compromiso para Grecia, explica la analista ateniense.

Sin embargo, la primera visita al exterior de Tsipras, hoy lunes (02.02.2015), es a Chipre. Es ya casi una tradición que la política exterior de un primer ministro electo de Grecia haga su primera escala en la isla mediterránea. No obstante, no es una visita de rutina. El líder de la izquierda griega busca el apoyo del presidente conservador chipriota, Nikos Anastassiadis, para levantar su frente contra la política de austeridad. Su predecesor, Antonis Samaras, un político ideológicamente más cercano a Anastassiadis, no obtuvo ese apoyo en el pasado. Pero sin duda, aunque existan reservas en Nikosia, el debate interno está servido. "Una modificación en los plazos de amortización de la deuda griega tendría implicaciones positivas para terceros países de la UE también muy endeudados, que luego podrían igualmente exigir medidas similares", dice Stavros Tombazos, profesor asociado de la Universidad de Chipre, en declaraciones al diario Phileleftheros.

Tsipras mit Giannis Varoufakis Archiv 2014

Alexis Tsipras (izq.) y Yanis Varoufakis, actualmente de gira por Europa, en una foto de archivo.

España da la espalda a Syriza

Poco apoyo recibe Tsipras actualmente desde la Península Ibérica. El gobierno español, de centroderecha, no comparte las demandas de Syriza. Su ministro de Economía, Luis de Guindos, recordó que Grecia adeuda ya a su país 26.000 millones de euros: "Yo creo que cualquier político responsable lo que quiere es que ese dinero se recupere". En términos similares se ha expresado el primer ministro de Portugal, Pedro Passos Coelho.

El primer ministro griego, sin embargo, sí que tiene el respaldo del nuevo partido de izquierdas Podemos, que se considera el equivalente español de Syriza y que lidera actualmente las encuestas. Ambos partidos son muy cercanos: Tsipras asistió como invitado al congreso fundacional de Podemos. Y el líder de este partido, Pablo Iglesias, acudió al mitin final de Tsipras previo a las elecciones generales en Grecia. Animado por el éxito de Syriza, Iglesias espera ahora un giro a la izquierda en las elecciones parlamentarias de noviembre en España.

En caso de producirse, Syriza tendría probablemente un importante socio en su alianza contra la austeridad. Sin embargo, Podemos parece haberse distanciado en los últimos días de sus correligionarios griegos: "Marcamos distancias porque las situaciones de Grecia y de España son diferentes", dijo recientemente uno de los líderes de Podemos, Íñigo Errejón, al diario El País. Y explicaba: "España es más fuerte, tiene más capacidad de reacción que Grecia [ante la crisis]".