1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Trump tuitea polémico video editado en el que ataca a la CNN

Donald Trump continúo su pelea contra los medios de comunicación y lo hizo de un modo más gráfico, a través de un video en Twitter en el que se le ve golpeando a un hombre que lleva el logotipo de la cadena CNN.

El presidente estadounidense, Donald Trump, publicó hoy (02.07.2017) en Twitter un video editado en el que se lo ve golpear a un hombre cuya cabeza fue reemplazada por el logo del canal de televisión CNN. El video original sobre el cual se hizo la edición es de 2007 y muestra cómo Trump derriba al director ejecutivo de la empresa de entretenimiento deportivo WWE, Vince McMahon, en un show de lucha libre profesional.

El video ha sido la guinda de una serie de tuits que el mandatario ha publicado a lo largo del fin de semana, en los que reiteró su resentimiento contra los que considera medios de comunicación "falsos y fraudulentos".

"Presidente moderno"

Asimismo, defendió su capacidad de pronunciarse a través de las redes sociales, como un "presidente moderno" y se planteó "cambiar" el nombre de CNN "Noticias Falsas", un apelativo que usa con asiduidad, por "Noticias Fraudulentas CNN".

La cadena CNN tildó al tuit de Trump de "comportamiento juvenil muy por debajo de la dignidad de su cargo". "Es un día triste cuando el presidente de Estados Unidos alienta la violencia contra los periodistas", dijo la CNN en un comunicado. "Seguiremos haciendo nuestro trabajo. Él debería empezar a hacer el suyo", agregó.

Ataques físicos como modelo

PEN America, un grupo de escritores en Nueva York que promueve la libertad de expresión, también condenó el video difundido por el presidente. "Es imposible no concluir que el presidente está valorizando y poniendo como modelo ataques físicos brutales contra periodistas", dijo la directora ejecutiva de PEN America, Suzanne Nossel, a través de Facebook.

Además, opinó que "su descarada aprobación de la violencia no tiene precedentes por parte de un presidente de Estados Unidos y señala un peligroso ataque contra el derecho del público a saber y contra el rol de los medios en la reivindicación de ese derecho".

FEW (dpa, EFE)
 

DW recomienda