1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Trump no bloqueará testimonio del exdirector del FBI

El presidente de Estados Unidos decidió no usar sus poderes ejecutivos para impedir que James Comey testifique ante el Senado este jueves.

Una de las portavoces del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró este lunes (05.06.2017) que el mandatario decidió no utilizar los poderes ejecutivos que le confiere la ley para impedir que James Comey, el exdirector del FBI, pueda presentar su testimonio ante el Senado este jueves 8 de junio. Esa posibilidad se rumoreaba en Washington desde el pasado viernes.

 

Más información:

-EE. UU.-Rusia: Comey declarará ante el Senado

-"New York Times": Trump pidió a Comey no investigar a exasesor Flynn

 

Entonces, una asesora de Trump, Kellyanne Conway, aseguró que el presidente podría hacer uso de una doctrina llamada "privilegio ejecutivo” para bloquear el testimonio de Comey, quien fue despedido hace menos de un mes. La portavoz Sarah Sanders, en cambio, dijo que eso no se hará efectivo, pese a que "el presidente tiene el poder de hacer uso de su privilegio ejecutivo, eso está establecido”.

De acuerdo con Sanders, Trump conoce perfectamente el privilegio legal, pero decidió no hacer uso de él para permitir una investigación rápida y profunda de los hechos. Comey será interrogado a partir de las 10:00 (local, 14:00 GMT) por el comité de inteligencia del Senado sobre la supuesta injerencia de Rusia en la campaña electoral. Posteriormente, comparecerá en privado ante un grupo de senadores.

James Comey.

James Comey.

¿Obstrucción a la Justicia?

El testimonio de Comey puede incrementar la presión sobre Trump, ya que según informaciones reveladas hace unas semanas, Comey escribió unos memorandos en los que detalla que el multimillonario le solicitó poner fin a las investigaciones que pesaban sobre su ya exasesor de seguridad nacional, Michael Flynn, lo que podría considerarse un intento de obstrucción a la justicia.

El despido de Comey el pasado 9 de mayo provocó una tormenta política y generó dudas sobre los motivos de esa decisión, que muchos consideran una maniobra del magnate para entorpecer las investigaciones que recaían sobre su campaña y el Kremlin. Comey supervisaba la investigación federal sobre la presunta implicación de Rusia en el hackeo del Partido Demócrata y otros operativos relacionados con las elecciones en Estados Unidos en noviembre pasado, inclusive los posibles lazos con el comité de campaña del actual presidente.

DZC (EFE, dpa)

DW recomienda