1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Trump dice que no grabó conversaciones con exjefe de FBI

Fue el propio Trump quien insinuó la posibilidad de la existencia de grabaciones de sus conversaciones con Comey, quien dirigía el FBI hasta que el mandatario decidió despedirlo de manera fulminante a comienzos de mayo.

El presidente de EE. UU., Donald Trump, dijo hoy (22.06.2017) que él no posee cintas ni grabó sus conversaciones con el exdirector del FBI James Comey, pero matizó que no tiene "ni idea" de si existen grabaciones de esos encuentros.

"Con toda la vigilancia electrónica, interceptaciones, desenmascaramiento y filtración ilegal de información recientemente reportados, no tengo ni idea de si hay 'cintas' o grabaciones de mis conversaciones con James Comey, pero yo no hice, y no tengo, ningún tipo de grabaciones", comentó Trump en su cuenta de Twitter.

Posible grabación de las conversaciones

En un tuit del 12 de mayo, tres días después de despedir a Comey, Trump sugirió que podría haber grabado las conversaciones que tuvo con él en la Casa Blanca.

Desde entonces, varios miembros del Congreso y los medios le pedían que publicara las grabaciones, si existían. El Departamento de Justicia encargó hace poco al ex jefe del Buró Federal de Investigaciones (FBI) Robert Mueller una investigación  sobre la supuesta injerencia de Rusia en la campaña electoral estadounidense y los supuestos contactos entre el equipo de Trump y Moscú.

La investigación fue dirigida en un principio por Comey. Éste acusó a Trump ante la Comisión de Inteligencia del Senado de despedirlo para hacer descarrilar la investigación contra el ex asesor de seguridad Michael Flynn, y de mentir sobre los motivos de esa destitución. Trump lo despidió con el argumento de que el FBI era ineficiente bajo su dirección. En su testimonio, Comey expresó que esperaba que hubiera grabaciones para comprobar sus dichos y relató que comenzó a tomar notas de sus reuniones con el mandatario desde enero pues temía que Trump pudiese mentir sobre ellas.

Largo suspenso

La prensa le preguntó hoy a una portavoz de la Casa Blanca por qué demoró tanto el presidente en aclarar si había grabaciones y si el hecho de mencionar su posible existencia no representaba una amenaza para Comey. "El comunicado del presidente en Twitter es extremadamente claro. No tengo nada que añadir", señaló la vocera Sarah Sanders.

FEW (dpa, EFE)


DW recomienda