1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Trump: cómo imponer la agenda política sin que nadie se dé cuenta

¿Mantuvo el equipo de Trump contactos ilegales con Rusia o no? Hasta ahora, los affaires de Trump no le han hecho daño. Al contrario: distraen de lo esencial, que es su agenda política.

Mientras que todo el mundo escuchaba las declaraciones de James Comey, exdirector del FBI echado por Trump, en el Senado, en la Cámara de Representantes se aprobaba la derogación de la ley Dodd-Frank: la ley de regulación de los mercados financieros más importante promulgada después de la crisis financiera de 2008. Si también el Senado aprueba su derogación, ello podría tener serias consecuencias, no solo para cómo opera Wall Street, sino en todo el mundo. 

El mismo día, militares norteamericanos abatían un drone del Gobierno sirio que disparaba sobre tropas de la coalición liderada por Estados Unidos. El incidente marca una seria escalada en las tensiones entre las partes en conflicto, pues fue la primera vez que aliados de Assad atacaron a soldados de la coalición. Simultáneamente, fue el tercer ataque de militares norteamericanos contra tropas de Assad en las últimas semanas.

Más información:

Presentan demanda contra Trump por recibir dinero de Gobiernos extranjeros

EE. UU.: Sessions declarará sobre la trama rusa

Lo esencial se le escapa a la opinión pública

Tanto el debate en relación con la ley Dodd-Frank como el reavivamiento de las operaciones militares en Siria pasaron desapercibidos por la polvareda levantada por Comey y otros affaires en relación con la intervención rusa en las elecciones estadounidenses.

US-Präsident Donald Trump (Getty Images/AFP/D. Emmert)

Donald Trump: cómo imponer la agenda política sin que nadie se dé cuenta.

Ambas medidas demuestran que, a pesar de operar en modo de crisis constante, Washington sigue estando en condiciones de actuar, tanto en política interior como exterior.

 

La política de la burocracia

 "La burocracia sigue funcionando”, dice David Sylvan, del Instituto Universitario de Estudios Internacionales, con sede en Ginebra. Para Sylvan, el verdadero problema es que el presidente norteamericano puede rechazar arbitrariamente decisiones del aparato burocrático.

Que el Gobierno norteamericano continúe funcionando a pesar de los affaires y la imprevisibilidad de Trump no significa, sin embargo, que ello carezca de consecuencias para el prestigio global de EE. UU. y su presidente, dice Sarah Kreps, experta en Seguridad Internacional de la Universidad Cornell, en Ithaca, Nueva York. Y agrega: "en realidad, arroja una sombra sobre todo lo que Trump hace e hipoteca su capital político en el exterior”.

Concentrarse en lo que realmente importa

No obstante, sería ilusorio pensar que la aparente incapacidad del presidente o las numerosas investigaciones contra su equipo de campaña electoral puedan afectar el Gobierno de Trump o acortarlo. "Pienso que las dos cosas pueden ir paralelas”, agrega Kreps, pues "todas esas investigaciones socavan la legitimidad de Trump, pero, en tanto continúe teniendo una mayoría en el Congreso, no pasan de ser escenarios secundarios”.

No obstante, la prensa internacional se concentra en las batallas públicas desgastadoras, pero, al fin y cabo, irrelevantes, en las que el presidente participa incluso con fruición. Porque así, a las decisiones mucho más importantes que se toman en la Casa Blanca, nadie les da importancia. Quizás, al Gobierno de Trump le resultara mucho más difícil implementar determinadas medidas, si la atención pública estuviera concentrada más en lo que realmente importa.

DW recomienda