Tropas kurdas expulsan al EI de la mayor represa de Irak | El Mundo | DW | 17.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Tropas kurdas expulsan al EI de la mayor represa de Irak

Con la cobertura aérea de Estados Unidos, los peshmerga consiguieron un triunfo estratégico sobre los milicianos islamistas.

Las tropas peshmerga, que son las fuerzas de seguridad del Kurdistán iraquí, anunciaron este domingo (17.08.2014) que sus efectivos consiguieron un importante triunfo estratégico sobre los milicianos del Estado Islámico (EI), al expulsarlos de la mayor represa de Irak. La operación fue exitosa también gracias a la ayuda y cobertura aérea que prestaron aviones de combate de Estados Unidos.

“La presa de Mosul fue completamente liberada”, dijo Ali Awni, miembro del Partido Kurdo, de acuerdo a la agencia AFP. Los combates entre los kurdos y los radicales islamistas se habían trasladado ahora a la zona de Tal Kayf. Otras dos fuentes confirmaron la información, lo que significa una de las mayores derrotas del EI desde que en junio lanzaron su ofensiva para apoderarse de vastas zonas del territorio iraquí.

La presa de Mosul provee de electricidad y agua a los granjeros de enormes zonas de la provincia de Nínive y había sido tomada por el EI el 7 de agosto, cuando en una renovada ofensiva consiguieron hacer retroceder a los peshmerga, que retomaron la iniciativa con el apoyo de drones y cazas estadounidenses, que operan con el argumento de que así protegen los intereses y a los diplomáticos de ese país desplegados en la región.

Objetivo: expulsar al EI

Antes de llegar hasta la presa, las fuerzas kurdas habían conseguido éxitos al ocupar los pueblos de Telsqof, Batnaya y Risala. El portavoz kurdo Helgurd Hikmet dijo que “para nosotros, el objetivo es echar al EI de los territorios que ocuparon últimamente, pero el liderazgo político será quien determine los objetivos generales de la operación”, señaló. Por liderazgo político se refiere a Bagdad, el gobierno kurdo y las fuerzas de Estados Unidos.

Mediante un comunicado, el Comando Central de Estados Unidos confirmó su participación en la operación militar, señalando que cazas de guerra, bombarderos y drones participaron de ésta, realizando un total de 14 misiones. Los ataques destruyeron 10 vehículos armados, siete Humvees robadas al Ejército iraquí, dos carros de transporte y un puesto de control del Estado Islámico.

DZC (dpa, EFE, AFP)

DW recomienda