Triunfo socialdemócrata pone a Merkel bajo presión | Alemania | DW | 13.05.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Triunfo socialdemócrata pone a Merkel bajo presión

El resultado de las elecciones regionales en Renania del Norte-Westfalia podría ser un indicio más de un giro hacia la centroizquierda en el panorama político alemán, de cara a las elecciones generales en 2013.

Hannelore Kraft celebra el triunfo socialdemócrata en Renania del Norte-Westfali

Hannelore Kraft celebra el triunfo socialdemócrata en Renania del Norte-Westfalia.


El Estado más poblado de Alemania, Renania del Norte-Westfalia (NRW), renovó hoy su Parlamento en elecciones regionales en las que participaron más de 13 millones de personas. Este Land es gobernado desde el año 2010 por una minoría formada por el Partido Socialdemócrata (SPD) y Los Verdes, que convocaron a elecciones anticipadas al no haberse aprobado por mayoría el presupuesto para 2012.

Ese Estado se decidió nuevamente en clara mayoría por esos dos partidos, los ganadores de esta tarde, en lo que es una derrota histórica y una fuerte señal de advertencia para Angela Merkel y su coalición de centroderecha de cara a las elecciones presidenciales de 2013. “Qué día maravilloso”, dijo la primera ministra socialdemócrata de NRW, Hannelore Kraft, a la emisora alemana ARD. “Fue una campaña agotadora, pero hemos hecho lo correcto: poner el acento en los intereses de la gente”. Según el periódico alemán Handelsblatt, Hannelore Kraft tiene grandes posibilidades de convertirse en una verdadera rival socialdemócrata para Merkel, algo que no lograron hasta ahora ninguno de los candidatos más importantes del SPD -Sigmar Gabriel, Peer Steinbrück y Frank-Walter Steinmeier-, que no ganaron ninguna elección. Pero muchos alertan sobre los posibles peligros que puede conllevar su política social, contraria a medidas estrictas de ahorro.

Derrota histórica de conservadores en NRW

Norbert Röttgen, de la CDU.

Norbert Röttgen, de la CDU.

Según el último recuento a boca de urna, el SPD obtuvo un 39 por ciento de los votos con una ganancia de 4 puntos; la Unión Demócrata Cristiana (CDU), un 26,3 –el peor resultado de su historia en este Estado-, perdiendo 9 puntos; los Verdes lograron un 11,5 por ciento; el FDP, un 8,4, La Izquierda, un 2,6 por ciento, y el Partido Pirata, un 7,7. Eso significa que en el Parlamento de Renania del Norte-Westfalia el SPD contará con 93 escaños, y los Verdes con 27, una amplia mayoría para la coalición roji-verde de Düsseldorf.

Su rival de la CDU, Norbert Röttgen, felicitó a Kraft y anunció que no volverá a presentarse como candidato a la presidencia de su partido en este Estado. El resultado electoral regional es otro golpe para Merkel y es probable que estas elecciones regionales aumenten la fragilidad de la coalición de Gobierno. La coalición de CDU/CSU y FDP de Merkel no ha logrado formar aún ni un solo gobierno regional desde que asumió el poder en 2009, habiendo perdido incluso en el Estado de Baden-Württemberg, uno de los más importantes, en lo que fue su décima derrota en regionales. La derrota de la CDU en Renania del Norte-Westfalia se produce a dos días de la llegada del electo presidente francés, François Hollande, a Alemania a fin de conversar con Merkel acerca del abandono de las políticas de austeridad en Europa y de una reorientación hacia el crecimiento económico.

¿Se inclina Alemania hacia la izquierda?

Ver el video 01:58
Now live
01:58 minutos

Comicios regionales en Renania del Norte-Westfalia: ¿pulso electoral para todo el país?

“Luchamos por una mayoría de socialdemócratas y verdes a nivel nacional, y hoy es definitivamente el principio del fin de democristianos y liberales", aseguró la presidenta de Los Verdes, Claudia Roth. "Esto es una derrota estrepitosa para Angela Merkel y la CDU. Y es algo que hará olas, estoy convencida", sostuvo la secretaria general del SPD, Andrea Nahles.

Sin embargo, algunas encuestas indican que un 61 por ciento de los alemanes sigue apoyando a la canciller y a su partido a nivel nacional, así como su política económico-financiera para Alemania y Europa.

En los comicios regionales en el Estado de Schleswig-Holstein, el 6 de mayo, la coalición de centroderecha presidida por Angela Merkel ya había sufrido otra derrota regional en lo que fue interpretado como un voto castigo para el Gobierno de la canciller. Y también se cree que la victoria de François Hollande en Francia reverberó en suelo germano en lo que tal vez pueda ser el indicio de un giro a hacia la izquierda en una Europa castigada por las políticas de austeridad, sobre todo en países como Grecia, España e Italia.

Europa está entre la espada y la pared en lo que respecta a políticas económicas, bajo el dictado del ahorro y conciente de la disconformidad de la gente, que ve que su poder adquisitivo y sus perspectivas presentes y futuras de bienestar van cada vez más cuesta abajo. En ese contexto, y teniendo en cuenta las elecciones en Grecia, Francia e Italia, se podría pensar que en Alemania pronto le tocará a la socialdemocracia el turno de desentrañar el dilema que plantea el endeudamiento estatal.

Otro desafío para Angela Merkel

A pesar de que Alemania es uno de los países menos afectados económicamente por la crisis de la eurozona, se percibe una clara tendencia al cambio. Y no solo dirigida a los partidos clásicos, sino también a recién llegados al escenario político, como los Piratas, que ganaron 6,5 puntos en Renania del Norte-Westfalia y son la revelación política del momento. Pero, si bien traen diversas e interesantes propuestas de cambio social, como la libertad en internet, aún no logran definir del todo su proyecto programático.

Otra de las alternativas, el partido La Izquierda, perdió su representación parlamentaria al sumar solo un 2,5 por ciento de los votos. Los Verdes registraron una pérdida de algo más del uno por ciento y tampoco sumaron tantos votos como se esperaba. El Partido Liberal fue uno de los que más se recuperaron, en gran parte gracias a la claridad y consecuencia programática de su candidato, Christian Lindner, ex secretario general del partido, en contra de un mayor endeudamiento.

El resultado de estos comicios regionales en NRW, de acuerdo con expertos, coloca a la canciller alemana ante el desafío de recomponer su coalición de Gobierno prestando oídos a las necesidades de la población o prepararse para volver a formar una gran coalición con el SPD luego de las elecciones generales de 2013. Otros analistas señalan, sin embargo, que no modifica en nada la balanza de poder en Alemania.

Por lo pronto, es un resultado que se produce mientras se analizan las posibles consecuencias de la exclusión de Grecia de la eurozona y en Madrid se reúnen más de 30.000 personas en la Puerta del Sol para rememorar el primer aniversario de sus protestas. Hoy, el Land de Renania del Norte-Westfalia eligió a su Parlamento con la clara decisión de iniciar una nueva etapa política. Pero está por verse aún si esa voluntad de cambio se contagiará al grueso de la población alemana en los comicios generales de 2013.

Autora: Cristina Papaleo
Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema