1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Triunfa el "sí" en referéndum de circulación en Suiza

Los suizos votaron con un claro "sí" a favor de la UE: con 59,6% de apoyo se ratifica la prórroga del acuerdo de libre circulación de personas entre la Confederación Helvética y la UE, extensiva a Rumania y Bulgaria.

default

Sí a la Unión Europea.

Con el referéndum de este domingo los suizos garantizan la libre circulación por su territorio con validez indefinida a todas las personas de la Unión Europea y la extienden a los más jóvenes miembros de la UE, Bulgaria y Rumania.

Pero el referéndum de este domingo tenía mucho más valor que el de asegurar la libertad de los ciudadanos comunitarios a instalarse y trabajar en Suiza y viceversa. De él dependía el conjunto de las relaciones helvético-europeas.

La libre circulación de personas forma parte de un paquete de acuerdos vinculantes jurídicamente en las áreas del comercio, mercados públicos, agricultura, transporte terrestre y aéreo, e investigación aprobado en 1999 que entró en vigor en el año 2000 cuando la UE contaba con 15 Estados miembros. Lo mismo que esta vez fue igualmente sometido a referéndum.

Nuevamente "sí"

Tras la adhesión de diez nuevos países a la comunidad europea los suizos acudieron nuevamente a las urnas en el 2004 y aprobaron extender el derecho de libre circulación a los veinticinco.

A pesar de que los pronósticos no eran muy alentadores, el resultado del referéndum demuestra que los europeístas suizos no se han dejado influenciar ni por la crisis financiera que también afecta su país, ni por la fuerte antipropaganda por parte de grupos conservadores que intentaron impulsar el miedo a la competencia salarial desleal, al abuso de la ayuda social, al aumento de la delincuencia e incluso a la pauperización del país.

No logran impulsar resentimientos

Schweizerische Volkspartei SVP Plakat Volksabstimmung zum Freizügigkeitsabkommen

Los temores a posibles abusos no lograron imponerse.

En 22 de los 26 cantones se impusieron los que aprueban la libre circulación, incluso en cantones tradicionalmente conservadores. Especialmente la derecha nacionalista se oponía firmemente a la libre circulación de búlgaros y rumanos, y trató de caldear los ánimos con la imagen de rumanos y búlgaros que llegarían masivamente a Suiza para trabajar por salarios mucho menores que la remuneración promedio o por debajo de lo pactado en los convenios colectivos.

La eventual victoria del "no" habría supuesto un golpe mortal para el conjunto de las relaciones bilaterales, pues obligaría a Suiza a renunciar al paquete total de acuerdos que regula sus vínculos económicos con la Unión Europea.

DW recomienda