Tribunal egipcio confirma cárcel para ex primer ministro | El Mundo | DW | 30.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Tribunal egipcio confirma cárcel para ex primer ministro

Un tribunal de apelación egipcio confirmó hoy la sentencia de un año de prisión contra Hesham Qandil, el ex primer ministro bajo la presidencia de Mohamed Mursi, derrocado en un golpe de estado el 3 de julio.

Hesham Qandil (archivo).

Hesham Qandil (archivo).

Qandil había sido condenado en abril por no implementar un veredicto de la Corte Administrativa que había ordenado la renacionalización de una compañía textil fabricante de lino. El sábado el Tribunal Constitucional rechazó un recurso contra una decisión judicial de septiembre de 2011 que anulaba la privatización de la antigua empresa estatal petrolera y textil Tanta. La empresa, con sede en Tanta, en el Delta del Nilo, fue vendida en 2005 al empresario saudí Abdel Illah al Kaaki.

Los empleados de la empresa demandaron a Qandil por la venta. El tribunal invalidó la privatización y recontrató a los empleados despedidos.

Tras la caída del régimen de Mubarak en febrero de 2011 se abrieron decenas de procesos de ese tipo, al sospecharse que en la venta de algunas empresas estatales se pagaron comisiones y sobornos. Qandil, que tenía prohibido salir del país, no ha sido visto en público desde que Mursi fuera derrocado. “Se extenderá una orden de arresto y tendrá que cumplir su sentencia”, dijo una fuente de seguridad egipcia.

Sigue la violencia en el Sinaí

Por otro lado, continúa la violencia en el norte de la península del Sinaí, donde tres policías murieron en un ataque de islamistas contra un control de la policía. Testigos dijeron en Al Arish que los atacantes lograron huir.

Unidades del Ejército y la policía continuaron su ofensiva, que dura ya 23 días, contra supuestos yihadistas en las ciudades de Rafah y Sheij Suweid, al este de Al Arish, según círculos de la seguridad.

El Estado egipcio perdió en los últimos dos años y medio el control de algunas zonas del norte de la península, lo que ha intranquilizado a Israel.

er (dpa, afp)

DW recomienda