1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Tribunal de Belfast concede histórica indemnización a víctimas Omagh

Los familiares de las víctimas del peor atentado terrorista en la historia de Irlanda del Norte, ocurrido en 1998 en Omagh, ganaron una histórica sentencia en el Tribunal Supremo de Belfast, por la que recibirán millonarias indemnizaciones.

La corte decidió que el grupo Real IRA, fracción del Ejército Republicano Irlandés (IRA), fue responsable del ataque cometido hace casi 11 años. La masacre causó la muerte a 29 personas, entre ellos los españoles Fernando Blasco y Rocío Abad, y a dos futuros gemelos.

El tribunal declaró culpables a cuatro miembros de la organización, entre ellos su líder, Michael McKevitt, que ya fue condenado en 2003 a 20 años de cárcel por dirigir el Real IRA (no por la masacre de Omagh).

Se trata del primer caso en que una organización terrorista es demandada por la vía civil por las familias de las víctimas. Hasta ahora, nadie ha sido condenado por un tribunal criminal por el ataque, y nadie será enviado a prisión como resultado de la sentencia civil.

Los familiares demandaron a cinco hombres y al Real IRA como organización y exigieron hasta 14 millones de libras (22 millones de dólares). Su objetivo era obtener por la vía civil lo que no se logró por la penal. "Si el derecho penal no puede hacer justicia con alguien, al menos el derecho civil sí", dijo el juez.

El proceso se ha prolongado durante casi ocho años, con un coste de dos millones de libras. Las familias recibieron apoyo financiero entre otros del ex presidente estadounidense Bill Clinton y de otras figuras destacadas.

El Real IRA (IRA Auténtico) aspira a conseguir mediante la violencia la unión de la provincia británica de Irlanda del Norte con la República de Irlanda, después de que el IRA depusiera sus armas. El grupo ya reivindicó en su día el atentado de Omagh. En marzo, el Real IRA se atribuyó un atentado que causó la muerte a dos soldados británicos. (DPA)