1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Tribunal británico rechazó extradición de Karake a España

La justicia española acusa al jefe del servicio secreto de Ruanda de estar involucrado en la muerte de nueve españoles entre 1994 y 2000.

La Corte de Magistrados de Westminster, en Londres, rechazó este lunes (10.08.2015) la solicitud de extradición presentada por la justicia española contra el jefe del servicio secreto de Ruanda, Karenzi Karake, sobre quien pesan cargos de terrorismo y “crímenes de guerra contra la población civil” ocurridos tras el genocidio de 1994 en ese país. Además, el general ruandés, de 54 años, está acusado del asesinato de nueve españoles -seis religiosos y tres cooperantes de Médicos del Mundo- entre 1994 y 2000.

“El proceso ha sido sobreseído”, dijo un portavoz de la justicia británica, quien aseguró que “las acusaciones mencionadas en la orden de detención no estaban entre las infracciones contempladas” por la ley de extradición británica. Karake fue detenido en junio en el aeropuerto de Heathrow de Londres, pues pesaba sobre él una orden de detención europea emitida por las autoridades españolas.

Poco después de la detención, un juez dispuso la libertad condicional para el general ruandés a cambio de un depósito de un millón de libras (1,4 millones de euros). El magistrado le retiró el pasaporte diplomático, le prohibió salir del Reino Unido hasta la celebración del juicio y le instó a estar localizable las 24 horas del día y a fichar diariamente en una comisaría. Tras conocerse la detención de Karake en Europa, miles de ruandeses salieron a las calles para exigir la inmediata liberación del general.

Amenaza para toda África

“Este fue un proceso innecesario e injusto", dijo la ministra de Relaciones Exteriores de Ruanda, Louise Mushikiwabo, en Twitter, después de la audiencia de extradición. La autoridad agregó que estaría “encantada” de que Karake pudiese retornar a su país. El presidente ruandés, Paul Kagame, también había criticado la detención de Karake y afirmó que el Reino Unido estaba mostrando “una actitud colonialista”. “Muchas gracias a nuestra defensa, que trabajó sin parar, a nuestros amigos y al irrompible espíritu de lucha ruandés”, apuntó este lunes Kagame en Twitter.



Antes, la Unión Africana (UA) había calificado de “amenaza a la seguridad y la estabilidad de Ruanda y de toda África” la detención del general ruandés. El genocidio de 1994 costó la vida a unas 800.000 personas. Milicias radicales de la etnia hutu asesinaron en aquel año durante tres meses a miembros de la etnia tutsi y también a hutus moderados. Muchas víctimas fueron descuartizadas con machetes o quemadas vivas dentro de iglesias.

DZC (EFE, dpa)