1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciudades y Rutas

Treinta años de reservas de la biosfera en Alemania

A nivel mundial, existen 531 reservas de la biosfera en 105 países. Hace 30 años que se estableció el primero de estos modelos regionales en Alemania. Hoy existen trece Reservas. ¿Cuál es su nivel de éxito?

default

Un canal del Bosque del Spree.

La relación de las personas con su entorno es la llamada biosfera. Las reservas de la biosfera son modelos regionales representativos a nivel internacional en los que se observa un desarrollo a largo plazo.

En otras palabras, no se trata de la simple protección del medioambiente, sino de la vida conjunta de hombres y naturaleza: conservar la riqueza ecológica al mismo tiempo que las personas hacen uso de los recursos naturales de forma económica.

El objetivo es la creación de una nueva ordenación territorial en estas tierras de cultivo: los habitantes deberían experimentar las menores limitaciones posibles, al mismo tiempo que les presentan y explican proyectos ecológicos y sociales de largo alcance.

UNESCO-Weltkulturerbe: Elbtal in Dresden

Curso del río Elba junto a Dresden.

Para alcanzar este objetivo, las reservas de la biosfera deben cumplir tres requisitos. En primer lugar, deben contar con diversidad de hábitats, territorios y paisajes. Segundo, deben ser capaces de mantener y desarrollar los proyectos de agricultura ecológica y economía de explotación forestal para, de este modo, promover un turismo social compatible. En tercer lugar, los modelos regionales deben realizar estudios y ofrecer programas de educación.

Según la opinión de la UNESCO, el éxito de una reserva de la biosfera depende ante todo del grado de motivación de los habitantes en la participación del establecimiento del modelo de región.

La idea del mecanismo de las reservas de la biosfera fue propuesta a mitades de los años 70 por un grupo de trabajo de la UNESCO.

Organización en tres zonas

Desde mitades de la década del 90, los modelos regionales se han organizado en tres zonas, en cada una de las cuales se han establecido reglas diferentes. La "zona principal", que debe cubrir al menos un 3% de la superficie de las reservas de la biosfera, cuenta con las condiciones y la protección natural más estrictas.

Con el fin de escudar lo mejor posible a esta zona principal de influencias externas, se rodea de una llamada "zona de mantenimiento". Aquí se llevan a cabo actividades ecológicamente compatibles, como turismo social o cultivos ecológicos. En conjunto, las zonas principal y de mantenimiento deben alcanzar al menos un 20% del área total de la reserva.

En la tercera región, la "zona del desarrollo", es donde se encuentran los sistemas económicos y de explotación.

HW_01.03.2007_berchtesgaden_1

Montaña de Berchtesgaden.

Las reservas de la biosfera alemanas

En Alemania, las reservas de la biosfera son responsabilidad de los propios Estados federales. Las trece reservas alemanas representan importantes hábitats y tipos de territorio. Casi todas las zonas han sido hasta ahora utilizadas como tierras de cultivo, de forma más o menos intensiva.

Otra buena parte son espacios rurales, así como zonas recreativas periurbanas y populares destinos vacacionales. De este modo se cuentan entre ellas, por ejemplo, la zona de aguas bajas de la costa del Mar del Norte de Alemania, Rügen Sureste o el Paisaje Fluvial del río Elba. En este último caso, cinco estados federales son responsables de su protección y desarrollo.

Las primeras reservas de la biosfera alemana se establecieron en 1979, en la entonces antigua Alemania comunista: el valle del río Vesser/ Selva de Turingia y la reserva del Elba Medio, en el actual estado de Sajonia-Anhalt.

Cerca de las tres reservas en la zona de aguas bajas de Alemania del norte, el Bosque del Spree, el lago Schaalsee en el estado de Mecklemburgo-Pomerania occidental y el Paisaje Fluvial del río Elba, se encuentra también una reserva de la biosfera alpina: Berchtesgaden, en el borde del sudeste de Alemania, es un paisaje típico de los nórdicos Alpes de Baviera, o Kalkalpen. El parque natural del mismo nombre es el corazón y zona tope de la región.

Éxito del desarrollo a largo plazo

En Schorfheide-Chorin, en el Estado de Brandemburgo, el cultivo ecológico ha aumentado de un 5% en 1993 a un 25% en la actualidad. En Rhön, Bergland (centro de Alemania), salen al mercado con éxito actualmente productos como la oveja de Rhön o la manzana de Rhön. Un 72% de la población de Rhön ven ventajas para su región en la reserva de la biosfera.

Rhönschaf auf der Frankfurter Zeil

La oveja de Rhön.

En el valle del río Vesser/ Selva de Turingia se ha construido una nueva red de carreteras de un kilómetro para el turismo social. La zona de Oberlausitzer Heide- und Teichlandschaft, en el estado de Sajonia se conserva cuidadosamente mediante programas educativos para el desarrollo a largo plazo. Allí se organizan, entre otras actividades, 260 excursiones y 30 sesiones de senderismo al año.

Cooperación internacional

Con el reconocimiento de reservas de la biosfera de la UNESCO, las áreas alemanas seleccionadas pasan a ser parte de la red mundial de reservas. Se trata del instrumento más importante del programa de la UNESCO, “Los humanos y la biosfera” (MAB).

En esta red mundial, los modelos regionales intercambian experiencias y establecen relaciones. Así, el Oberlausitzer Heide- und Teichlandschaft coopera, por ejemplo, con la región de Trebon, en la República Checa; la reserva de la biosfera de Schorfheide-Chorin está relacionado con el área española de la Sierra de las Nieves, y el Bosque del Spree coopera con la reserva de Palawan, en Filipinas. Asimismo, la reserva de la biosfera de Pfälyer Wald-Nordvogesen es una de las más importantes: se trata del primer modelo de región transnacional de la Unión Europea. En un contexto de cooperación entre Francia y Alemania, se realizan publicaciones bilingües y e intercambios activos de información medioambiental.

DW recomienda